Group B (4WD): 1982 - 1986

Con la llegada del Campeonato del Mundo de Rallyes a los años 80, los coches de tracción trasera como los Ford Escort, Fiat 131 y Lancia Stratos se dejaron de lado para dar paso a una nueva era: El Grupo B. 

El Grupo B acogió algunos de los coches de rallyes más espectaculares que el mundo había visto nunca, con tracción a las cuatro ruedas y, en algunos casos, con más de 500 caballos de potencia. Fuentes de la época afirmaban que un coche del Grupo B podía acelerar de 0 a 60 mph (96 km/h) en una pista de tierra en sólo 2,3 segundos. 

Aunque la FIA había legalizado la tracción a las cuatro ruedas en 1979, muchos fabricantes asumieron que era simplemente demasiado complicado y que no sería competitivo. Sin embargo, en 1982, Audi sacó su flamante Quattro y tuvo un éxito inmediato. 

La potencia adicional de su motor turboalimentado, además de la tracción obtenida de su sistema de tracción a las cuatro ruedas, eran claras ventajas. Como resultado, la firma alemana tuvo éxito con los títulos de Constructores en el 82 y 84, así como con los títulos de Pilotos en el 83 y 84 de la mano de Hannu Mikkola y Stig Blomqvist respectivamente. 

A medida que otros fabricantes se iban dando cuenta del éxito del Quattro, la lucha por el Campeonato del Mundo de Rallyes se hizo aún más intensa. Ari Vatanen era una fuerza a tener en cuenta durante la temporada 1985 y parecía dispuesto a llevarse el botín con su flamante Peugeot 205 T16. Sin embargo, un terrible accidente durante el Rallye de Argentina causó al finlandés algunas lesiones graves, entregando la victoria a su compañero de equipo Timo Salonen, mientras Vatanen se recuperaba en el banquillo. 

La batalla se reanudó en 1986 y una larga lista de reyes de los rallyes se extendió por los tramos de todo el mundo. Nombres como Toivonen (Lancia), Alén (Lancia), Röhrl (Audi), Salonen (Peugeot) y Pond (MG) se lanzaron a la lucha por el título. 

Lancia se adelantó a principios de la temporada gracias a las buenas actuaciones en Monte Carlo y Suecia de sus pilotos Toivonen y Alén. En la tercera prueba en Portugal, la firma italiana se mostró una vez más fuerte, ya que lograba un triplete después del tercer tramo.

Sin embargo, el desastre se produjo cuando el Ford RS200 de Joaquim Santos perdió el control durante la siguiente especial y chocó con una multitud de aficionados, matando a tres personas e hiriendo a más de 30 espectadores. Como resultado, muchos de los equipos se retiraron de la prueba. 

Toivonen volvió a ganar en Italia y afirmó su dominio como favorito al título. Pero, en la siguiente cita en Córcega, el Campeonato del Mundo de Rallyes se dio un giro de 180 grados. 

En el tramo 17 de la prueba, el Lancia Delta S4 de Toivonen se salió de la carretera y se sumergió en una ladera antes de estallar en llamas. Él y su copiloto Sergio Cresta murieron instantáneamente. 

Tras la tragedia, la FIA anunció que prohibiría los coches del Grupo B una vez finalizada la temporada, por considerarlos simplemente demasiado rápidos para competir con seguridad. Al final de la era los resultados del Rallye de San Remo fueron declarados nulos, Juha Kankkunen se llevaba la corona con su Peugeot.

Year Driver Car   Team
1982 Walter Röhrl (GER) Opel Ascona 400   Audi
1983 HannuMikkola (FIN) Audi Quattro   Lancia
1984 Stig Blomqvist (SWE) Audi Quattro   Audi
1985 Timo Salonen (FIN) Peugeot 205 T16   Peugeot
1986 Juha Kankunnen (FIN) Peugeot 205 T16    Peugeot