Tue 07 Mar 2023

La extraordinaria historia de Titänak

En el Guanajuato Rallye de México de 2015, el equipo M-Sport Ford de Ott Tänak desafió todas las expectativas al salvar el coche del estonio tras volcar en un embalse. Esta es la historia de Titänak.

A sólo 2,6 km del inicio del tramo del viernes en Los Mexicanos, el Fiesta RS WRC de Tänak se salió de la carretera, volcando por un talud en el exterior de una curva a la izquierda antes de precipitarse en un embalse de cinco metros de profundidad.

Cuando Hayden Paddon, el siguiente en la carretera, llegó al final de la especial sin ver señales de la montura siniestrada de Tänak, se envió rápidamente un vehículo de intervención rápida. Pronto se confirmó que tanto Tänak como su entonces copiloto Raigo Mölder habían resultado ilesos, pero que el coche estaba sumergido a gran profundidad.

La recuperación
Tänak y Mölder volvieron a la asistencia en helicóptero para someterse a las comprobaciones rutinarias antes de que este último comenzara el largo proceso de secar sus notas página a página.

Más tarde, siete horas después del incidente inicial, se cerró el tramo y se envió un equipo de recuperación para extraer el Fiesta del embalse. Se cargó en un camión de recuperación y se llevó de vuelta al parque de asistencia, donde los mecánicos de M-Sport Ford comenzaron a evaluar los daños.

Hora de trabajar
A pesar de los graves daños, el equipo decidió emprender la gigantesca tarea de reparar el coche con la esperanza de que Tänak pudiera volver a arrancar el sábado por la mañana. Sólo tenían tres horas para hacerlo.

Los mecánicos se pusieron manos a la obra y en los primeros 25 minutos desmontaron el Fiesta hasta dejarlo prácticamente al descubierto, mientras retiraban el agua estancada del interior del habitáculo. Hubo que vaciar el motor e incluso reparar el bloque motor.

Sorprendentemente, a falta de dos horas para el final, se había iniciado el montaje. Casi todas las piezas que se habían desmontado, salvo los asientos, los cinturones, el capó y el juego de herramientas, se volvieron a colocar como nuevas.

Una hora antes de que se cumpliera el plazo, los técnicos comprobaron la presión del aceite del motor y, por fin, a falta de 25 minutos, el coche volvió a rugir. Tras unas últimas comprobaciones, e incluso un pulido rápido, Tänak y Mölder pilotaron el coche hasta el parque cerrado.

Más drama
El drama continuó cuando Tänak fue a recoger el Fiesta al parque cerrado el sábado por la mañana y el motor siguió apagándose. El coche tuvo que volver a la asistencia, donde el equipo sustituyó las bobinas y las bujías para volver a ponerlo en marcha. Sin embargo, poco después, en el repostaje, el coche volvió a apagarse y Tänak fue considerado OTL.

De nuevo en asistencia, los mecánicos de M-Sport sustituyeron los sensores de presión de aceite y combustible, el cableado del motor y la ECU. Finalmente, el coche estuvo listo para volver a arrancar el domingo.

Misión cumplida
El domingo, Titänak llevaba casi dos horas de retraso y era vigésimo segundo en la general, pero el Ford logró cruzar la meta. Con gafas de bucear, él y Mölder saludaron alegremente desde la rampa, celebrando así uno de los finales de rallye más notables e improbables de todos los tiempos.

La increíble historia del accidente, la huida y el posterior regreso de Tanak fue sumada a los titulares de los medios de comunicación de todo el mundo, tanto impresos como digitales, desde Europa y Estados Unidos hasta Nueva Zelanda y Tailandia.

El milagro mexicano
Latvia
Starts: Thursday, July 18, 2024 at 4:31:00 AM
Estonia
Starts: Friday, July 5, 2024 at 9:01:00 AM
Hungary
Starts: Saturday, July 27, 2024 at 6:00:00 AM