WRC ORLEN 80th Rally Poland
Poland
Starts: Thursday, June 27, 2024 at 8:00:00 AM
ERC Delfi Rally Estonia
Estonia
Starts: Friday, July 5, 2024 at 6:00:00 AM
Ferratum World RX of Sweden 1
Sweden
Starts: Saturday, July 6, 2024 at 6:00:00 AM

Sat 03 Sep 2022

WRC50: El legado del Acrópolis de Subaru

En 1991, un nuevo contendiente apareció oficialmente en el WRC, eligiendo de todas las pruebas el Acrópolis Rallye para hacer su debut.

Grecia es un lugar increíble para llevar un nuevo coche de rallyes por primera vez. Es un poco como enfrentarse a una prueba de Red Bull Cliff Diving con los brazaletes puestos.

Pero ese era el plan para el Subaru Legacy RS de Prodrive en 1990 (un Legacy fabricado en Japón había corrido en el Safari Rallye anteriormente en 1990). La asociación entre el fabricante japonés y la empresa de preparación de David Richards, con sede en Banbury, estaba aún en sus inicios, pero se intuía que el coche estaba listo. O tan listo como podría estarlo.

Ciertamente, el piloto estaba listo: Markku Alén había sido designado para pilotar el único Subaru en Grecia hace 32 años.

Acrópolis Rallye de Grecia Momentos memorables

Y las cosas no pudieron empezar mejor. En un tramo, Alén ya era líder. Es cierto que sólo era la superespecial de Anavissos, de 4,50 kilómetros, y que podría haber compartido el momento con los líderes conjuntos Mikael Ericsson (Toyota Celica GT4) y Kenneth Eriksson (Mitsubishi Galant VR-4), pero el Prodrive Subaru lideraba en su debut oficial en el WRC.

Habría otro mejor crono mucho más tarde en la prueba y Alén estaba rodando entre los seis primeros antes de que el motor fallara a nueve tramos de la meta.

Mirando hacia atrás y hablando en el libro de David Williams The Rallying Imprezas, el entonces jefe de mecánicos Nigel Riddle admitió que la escuadra de Banbury podría haber subestimado la profundidad del agua en la que saltó. 

"Si somos sinceros con nosotros mismos", dijo, "nos sentimos un poco fuera de nuestras posibilidades en ese momento. Los rivales eran Lancia y Toyota. Fuimos muy ambiciosos al enfrentarnos a ellos".

"Todos los implicados aún hablan de aquel primer Acrópolis, porque fue como un maldito campo de batalla. Fuimos líderes en la superespecial: "Esto es un negocio fácil..."

"Luego fueron tres días de infierno, un infierno absoluto. Probablemente nunca he trabajado tan duro en mi vida. Íbamos a toda velocidad en helicópteros y no sabíamos lo que se iba a romper a continuación. Pero fue muy divertido".

More news