Latvala marca el ritmo
en la primera jornada

Jari-Matti Latvala lidera el Rallye de Francia Alsacia después de la primera jornada que se ha disputado hoy, un día para olvidar para el líder del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA, Sébastien Ogier.

Latvala, que busca su primera victoria sobre asfalto, ha ganado cuatro de los siete tramos con su Volkswagen Polo R WRC y lidera la prueba con su compañero Andreas Mikkelsen a 8.2 segundos.

El finlandés ha sido el mejor en la primera jornada que se ha celebrado por las montañas de los Vosgos, al suroeste de Estrasburgo. Mikkelsen ha sido su gran rival, pero los cambios en la puesta a punto que ha realizado Latvala en la asistencia le ha valido para construir una pequeña ventaja en el bucle vespertino.

“Es mi sueño ganar un rallye de asfalto y hoy hemos estado en esa dirección. El rendimiento de esta mañana ha sido un poco malo, pero por la tarde ha ido bien. Andreas me está presionando, así que mañana tengo que correr de la misma manera”, ha dicho Latvala.

Mikkelsen terminó la jornada 14.9 segundos por delante de Kris Meeke, tercero con su Citroën DS3 WRC. Sin embargo, la satisfacción del trío de cabeza contrastaba con la desesperación de Ogier.

El francés hizo un trompo por la mañana en el tramo dos antes de que un fallo en un sensor del cambio provocase cortes de encendido en el motor de su Polo R. Ogier perdió 4 minutos y 30 segundos, pero recibió después cuatro minutos de penalización, ya que su copiloto, Julien Ingrassia, entró en el control de la siguiente especial antes de lo debido cuando estaban intentando resolver el problema.

La rotura del amortiguador delantero izquierdo retrasó aún más al equipo francés durante la tarde. Sus opciones de sentenciar este fin de semana su segundo título de pilotos consecutivo parecen haberse terminado.

Meeke fue incapaz de igualar el ritmo de los dos Volkswagen que rodaban por delante de él, pero el piloto del Citroën DS3 WRC fue, de nuevo, el mejor del resto, superando por 28.1 segundos al Hyundai i20 WRC de Dani Sordo, cuarto en la clasificación. El español, vencedor de la última especial de la jornada, encabeza un grupo de cuatro coches que ruedan agrupados en menos de 14 segundos.

Kris Meeke es tercero

Mads Ostberg marcha quinto con un DS3 WRC, a pesar de un problema de transmisión durante los tramos vespertinos. Mikko Hirvonen ocupa la sexta plaza con un Ford Fiesta RS WRC. El piloto finlandés se mostraba más contento después de cambiar el diferencial trasero y la rigidez del chasis. Robert Kubica completa el cuarteto en séptimo lugar, a pesar de un trompo.

Bryan Bouffier y Martin Prokop se han situado en octava y novena posición de la tabla. El joven galés destacó en cuarto lugar hasta que el alternador de su coche falló en el enlace a la asistencia de mediodía, obligando a él y a su copiloto, Dan Barritt, a empujar su Fiesta hasta el control. A consecuencia de la avería incurrieron en una penalización de 1 minuto y 40 segundos por retraso.

Thierry Neuville ocupa la undécima plaza después de haber perdido tiempo a causa de la rotura del turbo de su Hyundai i20 WRC.

La segunda etapa prevista para mañana es la más larga del rallye con 125.05 kilómetros de competición. Después de reemprender la marcha a las 06.30 horas, los pilotos completarán dos bucles idénticos de tres especiales próximas a Colmar, localidad que acogerá una asistencia remota de 15 minutos. La jornada concluirá con un tramo urbano en Milhouse.

More News

VIDEO