Gran fiesta en Ciudad de México

La Ciudad de México se hizo eco del sonido de los World Rally Cars el jueves por la noche mientras el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA transformaba la icónica Plaza del Zócalo en una colorida y emocionante fiesta de motor y velocidad.

Miles de aficionados llenaron el corazón de una de las ciudades más grandes del mundo cuando Rallye Guanajuato México se puso en marcha con dos súper especiales en la plaza y las calles circundantes.

El ambiente se agitó cuando los mejores pilotos de rallye del mundo realizaron un fabuloso show mientras peleaban por décimas de segundo crucial en el CDMX Street Stage presentado por Michelin.

Personas de todo el mundo siguieron la especial del Zócalo a través de la retransmisión en directo, protagonizada por una arquitectura colonial adornada, incluyendo la catedral de la ciudad y el palacio nacional.

Un día completo de actividades, incluyendo exhibiciones y espectáculos, precedió a la rápida competición por la prueba de asfalto de 1.57 km.

La plaza no es ajena a las acrobacias espectaculares. Fue en los cielos del Zócalo en que la se gravó una impresionante pelea entre helicópteros  en la película de James Bond 'Spectre'.

El director gerente del WRC, Oliver Ciesla, describió la salida del rallye mexicano, la tercera cita del campeonato, como "increíble".

“Este fue otro gran día para el WRC”, dijo. “Fue notable ver a la gente disfrutando de la emocionante acción en una increíble atmósfera de fiesta”

“Llevar el WRC al corazón de Ciudad de México, que tiene una población de más de 20 millones, es una plataforma maravillosa para mostrar el deporte. Creo que el WRC ganó muchos, muchos nuevos fans hoy”, explicó.

El finlandés Juho Hänninen lidera el rallye con su Toyota Yaris WRC después de las dos especiales. Fue el más rápido en la priemra pasada y superó a Kris Meeke (Citroën C3 WRC) y Ott Tänak (Ford Fiesta WRC), que qiedaron empatados en el segundo lugar a 1.6 segundos. El campeón del mundo Sébastien Ogier (Ford Fiesta WRC) fue el más rápido en la segunda pasada.

Posteriormente, los pilotos y los coches viajaron de vuelta a la sede del rallye en León, a 400 km al sureste, por vía aérea y carretera.

More News

VIDEO