¿Cuál es tu recuerdo favorito
de los Ford Focus?

Favourite WRC Focus memories

¿Cuál es tu recuerdo favorito de los Ford Focus WRC?

Entre 1999 y 2011, el Ford Focus WRC fue uno de los coches más exitosos del Campeonato del Mundo de Rallyes.

Con rivales de la talla de Subaru, Peugeot y Citroën, sumó 44 victorias en manos de grandes pilotos del WRC como los míticos Carlos Sainz, Colin McRae, Marcus Gronholm y Mikko Hirvonen, logrando que Ford se hiciera con dos títulos mundiales de marcas consecutivos las temporadas 2006 y 2007.

Pero, ¿cuál es tu recuerdo favorito? Esta es la pregunta de la última encuesta de wrc.com. Echa un vistazo a nuestros cinco momentos nominados y vota. ¿Crees que nos hemos dejado alguno? Entonces, háznoslo saber a través de la página de Facebook oficial del WRC.

1: Victoria en el Safari del 1999

La primera victoria del Ford Focus WRC llegó en su tercera prueba y en la cita más larga, dura y extrema del Campeonato del Mundo de Rallyes, el Rallye Safari de Kenia. Colin McRae y Nicky Grist cruzaron la meta en primera posición con una ventaja de 7 minutos y 49.1 segundos para sellar el primer triunfo de Ford en el Safari desde 1977.

La prueba constó de 2650 kilómetros repartidos en cuatro jornadas, y fue el más rápido de la temporada a pesar de disputarse por unas pistas repletas de polvo, baches y rocas que cruzaban la selva africana. El por entonces compañero de equipo de McRae, un jovencísimo Petter Solberg, finalizó sexto completando la brillante actuación del equipo del óvalo azul.

2: El accidente de McRae en Gran Bretaña en 2001

El Rallye de Gran Bretaña fue la última prueba puntuable de la temporada 2001 y fue el escenario de la pelea por el título de pilotos. Colin McRae lideraba la clasificación del WRC con su Ford Focus RS WRC seguido de Tommi Mäkinen (Mitsubishi) y Richard Burns (Subaru). La lucha se esperaba que fuese antológica, más teniendo en cuenta el duelo directo entre McRae y Burns, ambos británicos, pero el envite no duró mucho.

McRae estaba por delante tras el tercer tramo, pero a mediados del cuarto, Rhondda, se salió por poco de la trazada y metió su Focus en un agujero que le hizo dar cuatro vueltas de campana cuando rodaba a 150 kilómetros por hora. McRae dijo que fue el peor momento de su carrera. “Pude ver lo que iba a pasar tan pronto vi el agujero, pero no podía hacer nada al respecto…”, explicó.

3: El título de Ford en 2006

Ford se alzó con el título de marcas del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA 2006 tras lograr un doblete con sus Focus RS WRC en el Rallye de Nueva Zelanda. Fue la sexta victoria de la temporada para el líder del equipo, Marcus Grönholm, mientras que su compañero Mikko Hirvonen fue segundo.

Grönholm lideró la carrera desde el primer kilómetro y arrasó en la primera jornada para finalizar el rallye con 13 scratch. Este título supuso el primero de marcas para Ford desde 1979 y el séptimo triunfo de la temporada para el equipo. Grönholm se aseguró el subcampeonato del mundo e Hirvonen el tercer puesto.

4: Victoria por la mínima en Nueva Zelanda 2007

Los Focus sobresalieron en las pistas de tierra de Nueva Zelanda y un año después de la victoria de Grönholm que les dio el título de marcas, el binomio estaba de vuelta con un triunfo impresionante. Esta vez, sin embargo, la victoria de Grönholm no se decidió hasta el último tramo ya que mantuvo un duelo para la historia del WRC con su rival y campeón Sébastien Loeb.

La diferencia entre Grönholm y Loeb nunca superó los 15 segundos y el francés tomó la salida de la última especial 1.7 segundos por delante. El finlandés hizo muestra de su frialdad para aguantar la presión y ganó el rallye por solo tres décimas de segundo tras más de 350 kilómetros cronometrados, un margen que equivale a menos de 7.5 metros de distancia. Para Grönholm fue su quinta victoria de la temporada y también su quinto triunfo en Nueva Zelanda.

5: El accidente de Latvala en Portugal 2009

Los Ford Focus WRC eran coches fuertes. Y muestra de ello fue el terrible accidente que sufrió Jari-Matti Latvala en el Rallye de Portugal de 2009, cuando su coche fue dando vueltas de campana por una ladera.

La salida se produjo en el kilómetro 9.1 del cuarto tramo, cuando Latvala, de 24 años, entró pasado en un cambio de rasante que tenía una curva a izquierdas totalmente ciega. El coche tocó con el talud del interior de la curva y salió catapultado por encima del quitamiedos para caer por la ladera.

El Focus completó 12 vueltas de campana en 19,8 segundos, destrozando el capó, el maletero, y la puerta del piloto hasta que se detuvo al toparse con un árbol. A pesar de la violencia del choque, Latvala y su copiloto Miikka Anttila resultaron ilesos, siendo llevados a la asistencia en helicóptero.