miércoles | 08 jul 2020

WRC+ FOCUS: El Súper Domingo de M-Sport Ford

Para la edición de esta semana del WRC+ Focus, echa un vistazo al mejor domingo de la historia de M-Sport Ford.

 

 

Incluso hoy, hablando con el director gerente de M-Sport, Malcolm Wilson, sobre el domingo 29 de octubre de 2017 las emociones aumentan de inmediato.

Está de vuelta en el parque de asistencia de Deeside en el Rallye de Gales GB. Es poco después del almuerzo en el último día de la penúltima prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes. Wilson no había comido mucho. Los nervios estaban haciendo efecto. Se sentó al borde del momento más importante de su carrera.

Poco más de seis kilómetros del tramo de Brenig se encontraba entre la Cumbria y la cima del mundo.

Rara vez - si es que alguna vez - dos puntos del Wolf Power Stage se han celebrado tanto tiempo y tan fuerte. El cuarto crono más rápido de Sébastien Ogier no fue el mejor resultado del francés en una especial final, pero fue suficiente. Más que suficiente.

El tercer lugar en Gales no sólo aseguró el quinto título consecutivo de pilotos para Ogier, sino que combinado con el sexto de Ott Tänak, fue suficiente para devolver la corona de constructores a la empresa británica M-Sport por primera vez en 10 años.

Y después, justo cuando las cosas no podían mejorar, Elfyn Evans completó el tramo final, Brenig 2, con el octavo crono más rápido para asegurar el primer puesto en la general. El galés había roto su mala racha del WRC y consiguió una primera victoria al más alto nivel en los rallyes. Mejor aún, lo había hecho en casa, convirtiéndose en el primer británico en conseguir esta hazaña desde Richard Burns en 2000.

Justo después de la una, ese domingo se convirtió en súper, y fue conocido para siempre por Wilson y todos en M-Sport como el "Súper Domingo".

Evans celebra su primera victoria en el WRC con su copiloto Daniel Barrit

"Ese fue el momento", dijo Wilson, "en el que todo se unió. No creo que volvamos a ver un momento así en el deporte. En 15 minutos habíamos ganado el campeonato de pilotos, el de fabricantes y luego el rally con Elfyn. Fue simplemente increíble.

"La emoción del día fue increíble. Había tantos nervios, la atmósfera alrededor del lugar era increíble. Pero una vez que los tres autos cruzaron la línea de meta y ganamos, el alivio y la celebración fueron fantásticos. El lugar se volvió loco, pero luego tuvimos que subir al auto y conducir hasta Llandudno para la ceremonia final - fue un viaje feliz y las celebraciones continuaron. Fue realmente especial tener esto en casa también, genial para todos los que se esfuerzan tanto en Dovenby [Hall, base del M-Sport Ford World Rally Team].

"Es un día, son 15 minutos que nunca olvidaré".

More Videos