jueves | 19 nov 2020

Solberg: ‘Casi me mandan a casa‘

¿Por qué el futuro campeón del mundo Petter Solberg estuvo a punto de ser despedido en su segunda participación en el WRC con un equipo oficial por pilotar demasiado rápido?

¿Suena un poco inverosímil para ser verdad? Ni lo más mínimo. Sólo otra aventura en la extraordinaria carrera de Mr. Hollywood.

En 1999, como un fresco, ansioso de complacer y entusiasta novato en Ford, el entonces joven de 24 años Solberg fue fichado en el último minuto por la marca del Ovalo Azul para el Safari Rallye para su debut con el Focus World Rally Car junto a su ilustre compañero de equipo Colin McRae.

El jefe del equipo, Malcolm Wilson, envió al tres veces ganador del Safari, Fred Gallagher, a Kenia para proporcionar experiencia al joven noruego, y para mantener su indudable ritmo bajo control en las pistas del Valle del Rift que destrozaba los coches.

Solberg camino de la victoria en Japón en 2004

El plan se convirtió rápidamente en un caos después de que el entusiasmo de Solberg se apoderó de él y marcó un tiempo notable en el shakedown previo a la prueba, que puso a prueba la capacidad de Wilson para mantenerse fresco en un calor abrasador.

"¡Casi me manda a casa!" Solberg se lo explica a Becs Williams en una fascinante entrevista para el último podcast del WRC Backstories.

"Fui demasiado rápido en el shakedown y recibí un b***** de Malcolm y estaba en el suelo y llorando. Tenía toda la razón.

"Yo era una persona muy sensible, así que es difícil abordar ese mundo cuando vienes de una pequeña granja en Noruega al gran mundo, así que fue un gran paso. No tenía a nadie a quien preguntar o de quien aprender. En cierto modo me lo merecía", explicó Solberg, que aprendió la lección y llegó a terminar quinto después de una notable actuación.

Solberg se ríe cuando recuerda que McRae y Carlos Sainz le dijeron que se callara cuando se cansaron de que hiciera preguntas constantemente en un intento de aprender. Pero el noruego entabló una firme amistad con McRae, que ganó el título del WRC hace 25 años, el domingo (22 de noviembre).

"Estar en el equipo con Colin y Carlos fue algo grande. Colin fue muy amable conmigo y me ayudó. Entrenamos mucho juntos e íbamos mucho a cenar.

"Él me cuidaba, cuando estaba me chocaba. Fue una buena ayuda de motivación de su parte porque creo que él mismo había pasado por lo mismo, tal vez en una escala diferente. Fue bueno tener este sentimiento de amistad," reflexiona Solberg.

Video: Trailer - Colin McRae: 25 Years A Champion

Como siempre con Solberg, la entrevista presenta algunas historias divertidas, incluyendo la compra de su primer coche de rallyes y su debut con la esposa de su hermano Henning, Maud, en el asiento del copiloto.

También habla de sus intentos de llevar a su hijo Oliver al fútbol, al tenis o al hockey sobre hielo antes de que el gusanillo del deporte del motor se apoderase de él, y de su sueño de traer más marcas al WRC.