domingo | 22 nov 2020

Un día como hoy: 1995

A menos que hayas estado viviendo en otro planeta durante la última semana, habrás notado que algo especial ocurrió un día como hoy de hace 25 años.

El 22 de noviembre de 1995 fue el día en que Colin McRae y Derek Ringer consiguieron el mayor premio de este deporte al ganar el Campeonato del Mudo de Rallyes de la FIA en la prueba final, el Rally RAC (ahora conocido como Rallye GB).

Y qué manera de ganarlo. McRae y su compañero de equipo en Subaru Carlos Sainz llegaron a Gran Bretaña igualados a puntos después de una penúltima cita muy polémica en España, donde las órdenes de equipo habían sido implementadas, luego ignoradas, pero finalmente obedecidas por el más joven de los dos pilotos del Impreza.

Si había algo que McRae odiaba más que terminar segundo, era que le dijeran que terminara segundo.

Video: Colin McRae - 25 Years A Champion

Todo lo que hizo fue añadir más temperatura a lo que ya era una de las más emocionantes finales del campeonato mundial en años. Y, cuando llegó, el RAC no decepcionó.

McRae cedió dos minutos por un pinchazo en el segundo día, pilotó 16 km con la suspensión delantera derecha fallando y luego soportó un momento difícil cuando los hidráulicos empezaron a fallar en el tercero de los cuatro días.

La carrera de Sainz tampoco fue sencilla. El radiador se rompió en el segundo tramo de la prueba y el español temía que su lucha pudiera terminar 24 horas más tarde cuando la temperatura del Subaru se disparó.

El equipo Prodrive, con sede en Gran Bretaña, mantuvo a ambos coches en la batalla, pero al final sólo iba a haber un ganador.

Un año antes, McRae y Ringer finalmente habían logrado la victoria en casa, los primeros británicos en ganar el RAC desde Roger Clark 17 años antes que ellos. Al subir a lo más alto del podio en 1994, McRae prometió su intención de volver a Chester en 1995 para luchar por el título.

En este día, hace 25 años, cumplió esa promesa. Y ganó la pelea.

Siendo el más rápido en 18 de los 28 tramos de la prueba, McRae se recuperó de golpe tras golpe y pilotando el rallye de su vida para vencer al magistral Sainz. El bicampeón del mundo admitió que no tenía respuesta para el ritmo y la potencia del escocés.

No sucede a menudo, pero Colin era imbatible en casa hace 25 años. Después de salir de los tramos que todavía se repiten en la prueba británica del WRC hoy en día, él y Ringer se dirigieron a la meta donde, para el deleite de miles de aficionados, McRae hizo girar su Impreza en una serie de donuts de celebración del campeonato mundial.

Una vez quemar las gomas, la pareja subió a la parte superior del coche, para unirse a todo el equipo Subaru. El equipo de David Richards celebró un segundo podio completo consecutivo con triplete, un par de resultados que les bastaron para usurpar al rival japonés Mitsubishi y confirmar a Subaru como campeones del mundo por primera vez.

Cortesía de una serie de heroicos impulsos, McRae ya había empezado a crear una leyenda que viviría mucho tiempo, pero fue el miércoles 22 de noviembre de 1995 que lo confirmó como el mejor del mundo. Un día que nunca será olvidado por los aficionados a los rallyes de todo el mundo.

• Haz clic aquí para ver el nuevo documental de WRC TV, Colin McRae: 25 años como campeón, que muestra el notable triunfo del escocés por el título.