jueves | 12 nov 2020

Jari-Matti Latvala: Mi primer coche de rallyes

Preguntarle a Jari-Matti Latvala sobre su primer coche de rallyes, no es un procedimiento sencillo.

El primer coche en el que disputó un rallye fue un Renault Clio, pilotando en el Rallye de Dukeries en Gran Bretaña a mediados de 2002. Pero antes de eso, hubo un Toyota Corolla GT perfectamente preparado que usó en pruebas tipo rallyesprint desde los 16 años. Pero antes de eso llegó un Ford Escort Mk II.

¿Cuál, Jari-Matti?

"En realidad", dijo, reflexionando un momento más, "creo que el primer coche de rallyes que tuve, este era un Sunbeam Avenger". Y tenía dos de ellos..."

Iremos con el primero.

"El primer coche fue un Escort Mk I", dijo. "Tenía ocho años, pero no era tanto un coche de rallyes, sigamos con el Avenger". Este era un buen coche. ¡Puedo contaros una historia sobre este!

"Este fue el coche que me hizo interesarme en Henri Toivonen. Pensamos que era exactamente el mismo que Henri había estado pilotando a mediados de los setenta. Recuerdo que mi padre me dio una cinta VHS que era la película: "Henri Toivonen, la leyenda".

"Vi mucho esta película y me convertí en un gran fan de Henri y el Vengador. Cuando reconstruimos este coche, descubrimos que no era un coche ex-Henri Toivonen. ¡Pero puedo contaros otra historia!

"Después de que lo reconstruyeran, y lo hice en 2008 usando todo mi salario de piloto de M-Sport, Timo Kankkunen (hermano del cuatro veces campeón del mundo Juha) hizo un rallye con él y ganó su clase. Así que, tal vez no sea un ex-Toivonen, ¡pero ahora es un ex Kankkunen!"

Latvala usó al Vengador en el patio del negocio de su familia. Y, por supuesto, cuando llegaba el invierno, en los lagos congelados alrededor de su casa finlandesa.

"El negocio de mis padres era de maquinaria para mover tierra", dijo. "Así que siempre teníamos algo de espacio para mover las máquinas y yo podía usar este espacio para pilotar.

"Me gustó el Vengador, para mí era mejor coche que el Escort. Tenía muelles helicoidales en la parte trasera en lugar de la suspensión de ballesta como el Escort y creo que la dirección era más rápida. Lo que lo hizo fracasar fue el motor. No tenía la misma potencia."

Y fue el motor el que defraudó al Latvala Sr.

"Mi padre se cansó de tener que arreglar siempre el motor del Vengador", añade Latvala. "Siempre fue lo mismo con estos coches. El problema era con la culata del cilindro, que tenía una fuga en la junta. El canal de agua [en el cilindro] estaba roto y dejaba salir el agua. No era bueno.

"Y, como dije, mi padre se hartó de eso. Pusimos este coche en la parte de atrás del patio y lo dejamos allí."

Casi una década más tarde, fue reconstruido y volvió a funcionar. Sea o no un coche ex-Toivonen, el hecho de que haya sido vivido y amado por Latvala es suficiente para nosotros. 

More news