martes | 28 jul 2015

Video: Hirvonen disfrutó probando un Fórmula 1

Aunque se perderá la cita de su casa del Campeonato del Mundo de Rallyes de esta semana, el finlandés Mikko Hirvonen ha conseguido recientemente una solución para experimentar la adrenalina de una manera diferente cuando pilotó un Williams de Fórmula 1.

El ex piloto oficial de Ford se retiró de la competición a tiempo completo el año pasado después de haber logrado 15 victorias en el WRC. Ahora aprovecha su tiempo probando máquinas extremas para la revista finlandesa Tullisa y en su nueva andadura en los raids con MINI.

Su última prueba lo llevó al circuito de Paranu de Estonia, donde pudo dar diez vueltas con el Williams del año 2007. “Fue una experiencia fantástica, fue una pequeña muestre y me quedé con ganas de más”, ha dicho Hirvonen a wrc.com.

“Fue increíble, era muy fácil pilotarlo, aunque di 10 vueltas no fui capaz de sacar el máximo rendimiento del coche, quizá es parecido a un coche de rallyes, hasta cierto punto es muy fácil de pilotar, pero sólo cuando buscas el límite empiezas a sentir el beneficio de la carga aerodinámica y los frenos. Es un mundo totalmente diferente, me faltaba un poco para llegar a ese nivel”.

Después de 13 temporadas corriendo en la máxima categoría del WRC, Hirvonen quedó impresionado con la experiencia de pilotar un F1. “Fue muy diferente a un World Rally Car”, ha comentado. “Para empezar te sientes muy bajo y no vez muy bien las curvas. Luego está el motor. Simplemente siempre tiene potencia, incluso en séptima velocidad nunca dejas de acelerar”.

“Me llevó algo de tiempo acostumbrarme para pilotarlo, especialmente cuando estás acostumbrado a cierta inclinación de la carrocería y tienes que encontrar el agarre cuando ruedas con un F1, es complicado encontrar el límite. Físicamente, es más agotados que un WRC, notas la fuerza de la gravedad en tu cuello mucho más”.

Aunque Hirvonen comentó que quedó impresionado por el Williams, admitió que la experiencia fue menos intensa que cuando pilotó un dragster V8 de 1000 cv (foto inferior) a principios de este año. “Eso fue lo mejor que he pilotado. Absolutamente increíble, cuando apreté el acelerador parecía que se iba a acabar el mundo. Pasé de 0 a 150 km/h en 1.3 segundos, me emocionó tanto que fui a comprarme uno igual”.

Podréis ver el test de Hirvonen con el Williams de F1 a continuación.
Todas las fotografías son cortesía de Tuulilasi.fi

More News