viernes | 16 ene 2015

Recordamos el Rallye Monte Carlo de 2014

Sébastien Ogier inició la defensa de su título mundial con una victoria en la última edición del Rallye Monte Carlo, aunque para ello se vio obligado a recurrir a toda su experiencia. El vigente Campeón del Mundo fue capaz de remontar después de una primera jornada para obligar.

Arrancamos la cuenta atrás para el Rallye Monte Carlo de 2015 (del 22 al 25 de enero) resumiendo lo que ocurrió en su última edición…

Kubica fue el sorprendente primer líder del rallye

Primera jornada, jueves 16 de enero
El rallye comenzó con una explosión. En el primer tramo, Thierry Neuville debutaba estrellando su Hyundai, Ogier chocaba su Polo contra un muro y Robert Kubica se sobreponía a la inesperada nieve marcando el scratch con 14 segundos de renta sobre otra de las sorpresas, Bryan Bouffier, que era segundo a pesar de tener un pequeño percance en un puente. La jornada fue el clásico día del Monte Carlo, combinando condiciones de pista seca, hielo, nieve, asfalto mojado y barro que fueron una auténtica pesadilla para los pilotos. La mejor monta de neumáticos fue la mixta entre slicks súper blandos y ruedas de nieve. Pilotando un Ford Fiesta RS WRC, Bouffier fue quien acertó en esta lotería y completó los seis tramos del día al frente de la general con una ventaja de 38.8 segundos sobre el Citroën de Kris Meeke. Kubica se conformó con ser tercero en su primer rallye con un Ford Fiesta RS WRC de M-Sport. El ex piloto de F1 fue el más destacado en el primer bucle, pero adoptó un enfoque más conservador en los tramos siguientes. El golpe contra un muro y una mala elección de neumáticos relegó a Ogier a la novena posición al final del bucle matinal, aunque empezó su remontada marcando un par de scratch por la tarde para terminar la jornada cuarto a 47.3 segundos del líder.

Bouffier no aguantó la presión de Ogier y se salió el viernes

Segunda jornada, viernes 17 de enero
Ogier quiso recuperarse rápidamente del mal día anterior y recortando diferencias para acercarse al triunfo en una segunda jornada casi perfecta para él. El scratch en el primer tramo del viernes le aupó hasta la segunda plaza y superó a Bouffier en el tercer tramo. Con los tramos mojados, Bouffier hizo el trabajo de su rival más fácil cuando sufrió una salida de carretera. Ogier controló durante el resto del día y terminó con una ventaja de 51 segundos. Meeke cuajó una gran actuación sin errores con su DS3 WRC para retener la tercera plaza. Su principal amenaza al inicio de la jornada fue Kubica. A pesar de ello, el polaco se vio obligado a abandonar en el TC9 tras golpear el muro de un puente y salirse. Tras ello, Meeke mantuvo los ataques de su compañero de equipo Mads Ostberg y finalizó la jornada con una cómoda ventaja de 1 minuto y 10 segundos. Por su parte, Jari-Matti Latvala recortaba diferencias al joven piloto de M-Sport, Elfyn Evans, que hasta ese momento ocupaba la quinta plaza antes de la última jornada de competición.

Ogier logró su primer triunfo en el Monte Carlo como piloto WRC

Tercera jornada, sábado 18 de enero
Con una buena ventaja, Ogier se mantuvo alejado de los problemas para lograr su primera victoria mundialista en el Monte Carlo. En resumen, el piloto de Volkswagen Motorsport ganó siete de los quince tramos para alzarse con el triunfo final con 51 segundos de renta sobre Bouffier. Meeke completó el podio a solo 35 segundos del francés. Ostberg culminó el buen fin de semana de Citroën con una meritoria cuarta plaza a poco menos de un minuto de su compañero de equipo, mientras que Jari-Matti Latvala cruzó la línea de meta quinto con su Polo R WRC. El finlandés no tuvo un buen inicio de rallyes después de verse obligado a parar a cambiar un neumático pinchado en la primera jornada, pero terminó en forma la carrera sumando el máximo de puntos en el Power Stage. El debutante en el Monte Carlo, Elfyn Evans, fue sexto, mientras que su compañero de equipo Mikko Hirvonen se vio obligado a abandonar por un problema en el alternador en el penúltimo tramo.

More News