lunes | 24 sep 2018

Cinco cosas que nos gustaron de Turquía

El Rallye de Turquía fue la primera carrera realmente nueva del WRC desde que el campeonato llegó a Coffs Harbour en 2011 para una renovada prueba australiana.

Fue todo un éxito, tanto dentro como fuera de las especiales. Terminamos nuestra reflexión sobre Turquía con nuestras cinco cosas favoritas de la décima prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA.

Dramático sábado
Para los aficionados que disfrutan de la acción del WRC con mucha de emoción, la etapa del sábado llegó con la debacle más brutal que hemos presenciado durante mucho tiempo.

La situación por la que pasó Thierry Neuville con la suspensión, cuando está consiguió salirse del capó de su Hyundai i20 y sus febriles esfuerzos por repararla, combinados con los esfuerzos de Sébastien Ogier también por reparar su Ford, han proporcionaron una notable visión matinal en WRC All Live.

El posterior accidente de Ogier, el error de Esapekka Lappi, que dejó a su Toyota Yaris al borde antes de caer por el terraplén, y la triste imagen del Citroën C3 incendiado de Craig Breen, nos dejó sin aliento.

Visita presidencial
El caluroso, polvoriento trio de podios fue recibido en el parque de asistencia por el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, una indicación de la importancia de este nuevo evento dentro del país.

Diversión fuera del escenario
Turquía trajo mucho más que una simple acción sobre el terreno. Un glamoroso desfile de moda previo al rallye, que incluyó modelos internacionales, entretenimiento musical nocturno en Marmaris, actividades en el centro de la ciudad antes de la noche de apertura de la súper especial junto al puerto, sólo son algunas de las actividades que complementaron el rallye.

Paisaje
Impresionante. Las montañas y las vistas de la costa se combinan para ofrecer imágenes de postal.

El reto
El calor abrasador y las duras pruebas de velocidad de tierra se combinaron para proporcionar un desafío en el que los pilotos tuvieron que pensar cuidadosamente sobre su estrategia, en lugar de limitarse a mantener su pie derecho plantado en el suelo. Ott Tänak lo hizo de manera sublime.

VIDEO

More News