Wednesday | 23 Nov 2022

Los 50 mejores momentos del WRC: Nace el World Rally Car

A finales de 1994, se consideró la posibilidad de sustituir el Grupo A por un nuevo reglamento.

La idea era que la nueva categoría superior proporcionaría una mayor igualdad de oportunidades y, en segundo lugar, haría posible la entrada de muchos más fabricantes de coches.

Pero, ¿cómo se podía conseguir esto?

El diseñador jefe de Ford, John Wheeler, y el jefe de tecnología de Prodrive, David Lapworth, estaba en una habitación con los ingenieros de la FIA, Gabriele Cadringher y Jacques Berger. El resultado fueron las siguientes propuestas decisivas:

La nueva categoría se basaría en coches de producción en serie que deberían fabricarse en un mínimo de 25.000 unidades. Sólo se permitirían coches de cuatro plazas con una longitud total de al menos cuatro metros y un motor montado en la parte delantera. Esto suena a carrito de supermercado tranquilo, pero debajo de la carrocería los coches podrían convertirse en máquinas de alta tecnología.

Si el vehículo de serie no tenía sobrealimentación, se permitía añadir un turbo. La carrocería podía abrirse para dar cabida a la tracción a las cuatro ruedas, diseñada e instalada de la forma que se deseara, así como al uso de cajas de cambio secuenciales.

Lo mejor de: La era de los World Rally Car

Los neumáticos de dieciocho pulgadas estaban permitidos para los rallyes, independientemente del tamaño de las ruedas de serie. Las carcasas de las ruedas podían ampliarse para que el limitado alcance de la suspensión en la versión de carretera del coche dejara de ser un obstáculo.

Para otros componentes cruciales, los cuatro creadores se inspiraron en los mejores datos de la última generación del Grupo A: la anchura del Toyota Celica (1,77 metros), el tamaño del turbocompresor del Ford Escort RS Cosworth, las dimensiones del intercooler aire-aire y el alerón trasero del Mitsubishi Lancer Evo Ill. Se emplearía un restrictor de aire de entrada para limitar la potencia a unos 300 CV.

Y así, para la temporada de 1997, nacieron los primeros World Rally Cars, dando comienzo a una nueva era que duraría hasta finales de 2021.