Tuesday | 20 Sep 2022

Columna de invitados: Max McRae

El Campeonato del Mundo de Rallyes es la forma perfecta de superar el jet lag. Después de 20 horas de avión y un par de horas de sueño, estaba listo para salir al calor griego y escuchar más historias del abuelo.

Llevaba tiempo esperando ver una prueba del WRC de cerca y el EKO Acrópolis Rallye de Grecia no me decepcionó.

Jimmy, mi abuelo, y mi padre (Alister) me habían contado muchas historias sobre estas increíbles pistas y lo complicado que era competir en ellas. Y el abuelo no perdió mucho tiempo en recordarle a papá que fue él quien obtuvo el mejor resultado de los dos: fue cuarto en la general de Grecia, pilotando un Mitsubishi Galant VR-4 en 1989. Eso está bien.

Pero fue hace tiempo. Los coches de hoy en día están muy lejos del Grupo A de los años ochenta y noventa.

Lo que no había cambiado eran las carreteras: eran muy, muy duras. Pilotamos algunas de ellas y fue una verdadera revelación ver de qué se trataba este rallye. El abuelo se reía de lo locas que me parecían algunas de las rocas y cantos rodados que se metían en la carretera. ¡Era una locura!

Hasta este verano, había competido en Australia y es justo decir que no había visto muchas carreteras como las de Grecia. Esa es en parte la razón por la que estuve en Lamia, para echar un vistazo y tratar de entender un poco más de primera mano la diferencia en la naturaleza de los rallyes de tierra.

También estuve en Grecia con la vista puesta en el próximo año y en el futuro. Como he dicho, ahora mismo estoy haciendo rallyes en Australia y me encanta. El mes pasado conseguí mi primer podio en el Campeonato Australiano de Rallyes en el Rallye de Gippsland, y estaba muy contento con ese resultado en nuestro Subaru Impreza WRX.

Pero sé que tengo que salir de Australia para el futuro.

Estamos pensando en el Junior WRC y esa fue la segunda razón -en realidad la principal- para el viaje de este mes. Tuve la oportunidad de probar un Ford Fiesta Rally3 en Grecia directamente después del Acrópolis.

Fue increíble. Tuve mucha suerte de pilotar el Rally3 en Polonia sobre asfalto en verano, pero estaba desesperado por ver cómo sería sobre el tierra.

El joven McRae se fija en el Junior WRC en 2023

El joven McRae se fija en el ...

Max McRae se ha propuesto seguir a su padre Alister y a su tío Colin en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA la próxima ...

Read More

Era todo lo que esperaba. El agarre, el equilibrio del chasis y el motor eran irreales. Muchas gracias a M-Sport Polonia por esta oportunidad.

Incluso antes de sentarme en el Fiesta a principios de este mes, sabía que el Junior WRC era el camino a seguir para mí, pero esta prueba lo ha confirmado totalmente.

Ya tenemos algunos apoyos confirmados, así que diría que estamos bastante cerca de empezar el campeonato, pero tenemos que encontrar más patrocinadores. En eso estoy ahora mismo. La motivación nunca fue un problema antes, pero pilotar ese coche me ha entusiasmado para la próxima temporada.

Antes del año que viene, todavía tengo algunos eventos en Australia con Maximum Motorsport este año y estoy deseando que lleguen. Ahora mismo, sólo quiero pilotar y adquirir la mayor experiencia posible en cada oportunidad que se me presente.

Sé que sólo tengo 18 años y que me queda mucho tiempo por delante, pero estoy muy impaciente por llegar allí.

Espero ver un poco más del WRC el año que viene...