viernes | 26 nov 2021

Emotiva despedida de un grande del WRC que se retira

Julien Ingrassia ha reflexionado sobre la ola de emociones que le invadieron al celebrar su octavo Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA con Sébastien Ogier el pasado fin de semana.

El dúo francés se enfundó en cascos especialmente diseñados para la ocasión mientras se abrazaban en el techo de su Toyota Yaris World Rally Car tras ganar el FORUM8 ACI Rallye de Monza para asegurarse la corona.

Para Ogier, marcó el final de su carrera a tiempo completo en el WRC. Para Ingrassia fue el momento en que su carrera de copiloto llegó a su fin al dejar su asiento al lado de Ogier para retirarse.

"Tal vez lo habéis podido ver en el último tramo, una vez que pasamos la línea de meta, no pude evitar las lágrimas de mis ojos", admitió. "Estaba tan feliz de estar con Seb y decir 'vaya, todos estos 15 años que hemos pasado en una vida tan humana, esto es una locura'.

"Es pura alegría y quería terminar mi carrera con esta alegría y estas emociones. Hemos hecho un gran trabajo en 15 años, desde el primer paso con Seb cuando nos conocimos y cantamos la primera nota , nuestro primer podio y nuestra primera victoria juntos.

"Puedo decir que algunos no fueron fáciles. Siempre trabajamos muy duro y nunca olvidamos que nuestro objetivo era llegar a la cima. Una vez que lo conseguimos, fue aún más duro y difícil permanecer en ella. Misión cumplida...".

Monza marcó su 54ª victoria en el WRC en una asociación que comenzó en abril de 2006, cuando terminaron en el vigesimonoveno puesto de la general y el 11 en la categoría Volant Peugeot en el Rallye Terre de l'Auxerrois.

Ogier continuará en pruebas seleccionadas en la nueva era híbrida del WRC la próxima temporada con Benjamin Veillas al lado. Pero tiene un mensaje sincero para Ingrassia.

"Es sencillo. Te voy a echar de menos. Estoy seguro de ello cuando construyes esto durante tantos años y tienes tantos automatismos trabajando juntos", dijo Ogier.

 

Vídeo: Adiós a Julien Ingrassia que se retira

"Nunca hubo ninguna razón en toda mi carrera para intentar cambiar a Julien. Tenía el mismo objetivo y compromiso con él. Era sencillo y nunca tuve que presionarle para que hiciera nada. Teníamos la misma misión desde el principio".

Antes de Monza, Ingrassia reveló en el podcast WRC Backstories cómo hace más de una década fue rechazado por los jefes de Citroën y estuvo a punto de perder su asiento. Ogier recordó cómo se negó a que llegara esa ruptura.

"Cuando estaba entrando en el deporte, existía esta filosofía de que a veces es mejor tener un copiloto experimentado a tu lado. Por suerte, en ese momento de mi carrera fui un poco terco y lo suficientemente fuerte como para decir que no", añadió.

"La mayoría de los pilotos, cuando entran en este mundo, dicen que sí a todo porque temen por su posición. En este momento ya era lo suficientemente fuerte como para decir que Julien lo conseguirá y hoy puedo decir que fue la decisión correcta".

More news