lunes | 09 dic 2019

Repaso a 2019: Hyundai

Repaso a 2019: Hyundai

Casi dos décadas después de la primera aparición de Hyundai en el Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA, el fabricante coreano celebra su primer éxito mundial este año.

Por supuesto, esta estadística podría considerarse un poco falsa. El tiempo de Hyundai en el WRC se ha dividido en dos períodos con una ausencia de 11 años entremedias.

La temporada 2019 representó la sexta campaña con un World Rally Car basado en el i20 y, tras la victoria de Thierry Neuville en Córcega en marzo, el equipo Alzenau nunca estuvo al frente.

La introducción del nuevo director del equipo, Andrea Adamo, fue fundamental para el éxito. El italiano pasó de dirigir el departamento de clientes de Hyundai a hacerse cargo de toda la operación de los deportes de motor.

Con la decisión de poner en el banquillo a Andreas Mikkelsen en favor de una alineación de Neuville-Sébastien Loeb-Dani Sordo para el certamen isleño francés, Adamo demostró desde el principio que no se escondería de las decisiones difíciles.

A lo largo de la temporada, dejó claro que haría lo que fuera necesario para abrir la puerta de la vitrina de trofeos de Hyundai y comenzar el proceso de conseguir títulos. Y eso es exactamente lo que hizo.

Lo más destacado fue el doblete en Argentina, donde Neuville y Mikkelsen lo lograron. Pero había dos podios dobles más para celebrar.

La victoria de Sordo en Italia, sumada a la tercera plaza de Mikkelsen, llevó a Hyundai a la mitad de temporada con una ventaja de 44 puntos, mientras que Neuville y Sordo se combinaron en primer y tercer lugar en la que finalmente se convertiría en la prueba final de temporada en España.

Si nos fijamos en las cifras, hay muchos motivos para preguntarse si el i20 ha sido el coche más rápido en toda la temporada, el Toyota Yaris de Ott Tänak era la combinación de coche y piloto más potente, pero pocos podrían argumentar que Hyundai ha dado un paso adelante y ha llevado a cabo su temporada más eficiente y competente de todos los tiempos.

Sólo Neuville disputó todas las pruebas con Hyundai, pero la rotación de Sordo, Loeb, Mikkelsen y el irlandés Craig Breen, que corrió en Finlandia y Gran Bretaña, funcionó de maravilla.

Las mejoras llevadas durante la temporada le dieron al i20 más estabilidad y velocidad, y la combinación de todos estos factores puso al equipo de Adamo fuera del alcance de todo el mundo.

Neuville lideró el campeonato de pilotos después de su victoria en Bastia y amplió esa ventaja con el subsiguiente éxito en Argentina. La fuerte salida del belga en Chile lo dejó en tercera posición y a partir de entonces, tuvo que luchar para igualar la marcha de Tänak hacia el título.

VIDEO

More News