Desafío

  • Pocos pilotos y copilotos tienen experiencia en los tramos de Ypres y deben aclimatarse rápidamente a las características de los carriles estrechos y rápidos.
  • Como prueba recién llegada al WRC, les espera unos duros reconocimientos a las tripulaciones, que deben preparar notas muy detalladas a partir de un papel en blanco en sólo dos pasadas por cada tramo.
  • Las condiciones de la carretera se deterioran con el paso de cada coche. Los escombros son arrastrados a la superficie mientras los pilotos recortan la trazada para ahorrar unas décimas de segundo vitales. 
  • La lluvia es una amenaza omnipresente y "increíblemente resbaladizo" son las dos palabras que probablemente escucharemos con más frecuencia de los estresados pilotos en los finales de tramo en estas circunstancias.
  • Las grandes zanjas al borde de la carretera son un peligro para los coches descarriados que se desvían. Los enormes postes de madera no son menos indulgentes.

 

Especificaciones del coche

  • Un set-up de asfalto, pero muy alejado de las especificaciones utilizadas en las carreteras de superficie lisa y sellada como en España. Se requieren grandes compromisos para las carreteras que se asemejan más a las de tierra en lugar de al asfalto en algunos lugares.
  • El compuesto P Zero de Pirelli se utilizará en sus versiones duro y blando. El Cinturato RW estará disponible si las fuertes lluvias dejan agua encharcada en los tramos.