Desafío

  • El tiempo. Es posible que llueva y haya niebla a primera hora de la mañana tanto en Monza como en las montañas, mientras que no se puede descartar que haya hielo en las zonas altas el viernes y el sábado.
  • Las condiciones de la carretera en las montañas se deteriorarán con el paso de cada coche. El barro y las hojas ocuparan la superficie cuando los pilotos recorten por las curvas para ahorrar unas décimas vitales. 
  • Pilotaje de noche. El Gran Premio del viernes y las pruebas finales de Sottozero del sábado se disputan de noche.
  • Los tramos Cinturato, Roggia y Serraglio en Monza incluyen varias secciones de tierra complicada, que se volverán cada vez más embarradas y resbaladizas.

 

Especificaciones del coche

  • Configuración de asfalto. Los neumáticos P Zero de Pirelli con compuesto duro serán la principal opción para los competidores de alto nivel, con una versión de compuesto blando también disponible. Si el tiempo es extremadamente húmedo, el neumático de lluvia Cinturato podría entrar en juego, mientras que si se repite la nieve y el hielo del año pasado, los equipos recurrirán a la goma de invierno Sottozero de la compañía italiana.