Desafío

  • El constraste entre las carreteras más arenosas del Valle de Santa Rosa de Calamuchita y las más duras y rocosas de las montañas de Traslasierra.
  • Las pistas de tierra se quedan muy bacheadas de cara a las segundas pasadas y suelen crearse “carriles” que pueden lanzar a los coches fuera de la carretera.
  • Muchos cruces de ríos en los valles se convierten en pasos de agua mayores si el clima es más húmedo que seco.
  • El inicio de otoño en el hemisferio sur hace que exista el riesgo de niebla e incluso hielo en las montañas.