Desafío

  • Las pistas de tierra súper rápidas, lisas y técnicas, con numerosos saltos y crestas, exigen una precisión de las notas muy exactas. A tal ritmo no hay lugar para el error.
  • Muchos pilotos y copilotos no tienen experiencia en los tramos de Estonia y deberán preparar las notas a partir de una hoja de papel en blanco.
  • La velocidad. La última vez que los pilotos del WRC se encontraron con pistas tan rápidas fue hace más de un año en el Neste Rallye de Finlandia de 2019.
  • La oxidación. Los competidores habrán estado fuera de competición del WRC durante casi seis meses pero deberán de volver a coger el ritmo rápidamente. 

 

Especificaciones

  • Suspensiones de tierra.
  • Para estas pistas de tierra los neumáticos de compuesto medio serán la principal elección, pero el caucho de compuesto blando también estará disponible.