FIA

Informe sobre los pilotos en el
Rallye de Argentina: 2º parte

Segundo artículo en el que avaluamos el rendimiento de los pilotos del WRC en el pasado Rallye de Argentina:

Advertising

Mads Ostberg (Citroën DS3 WRC) 
Los abandonos relacionados con los problemas médicos no suelen ocurrir a menudo en el WRC, pero Ostberg desafortunadamente protagonizó una de estos extraños incidentes en Argentina. El noruego demostró sus credenciales a la victoria al marcar el segundo mejor crono en la primera especial, pero sus opciones se esfumaron en la siguiente cuando su DS3 WRC chocó contra una roca. Los mecánicos de Citroën fueron capaces de arreglar el coche, pero el fisioterapeuta del equipo francés no fue capaz de poner a punto el pulgar del noruego, que sufrió una lesión en un giro brusco de volante. A pesar de ello, Ostberg se reenganchó el sábado y pudo superar a cinco pilotos hasta el TC9, cuando otro nuevo golpe le volvió a afectar en el mismo dedo. Pilotó con una sola mano a partir de ese momento, pero se vio obligado a abandonar a media jornada del domingo.

Sebastien Ogier (Volkswagen Polo R WRC) 
Al igual que hacía Sébastien Loeb, el vigente Campeón del Mundo, Sébastien Ogier, demostró saber cuándo atacar y cuando, mucho más importante, aflojar. El francés viajó a Argentina buscando la victoria, pero el estado de las pistas no era su favorito y su compañero tuvo una actuación magistral, así que optó por una estrategia más conservadora y sumar unos importantes puntos para el campeonato en lugar de buscar el triunfo a la desesperada. Tal vez no sea la estrategia por la que hubiera optado Colin McRae, pero para Ogier era mucho mejor ser segundo.

Martin Prokop (Ford Fiesta RS WRC)
Prokop finalizó cuarto en el Rallye de Argentina de 2012 y ese sigue siendo su mejor resultado en el WRC, algo que nunca pudo mejorar la semana pasada. En términos generales, fue un rallye decepcionante para el checo, que pasó gran parte de la carrera peleando con Elfyn Evans y Robert Kubica. Pero lo peor fueron los múltiples problemas que sufrió. El sábado por la mañana golpeó una piedra con una rueda trasera y dañó el diferencial para el resto de la jornada. Después se fue recto en un cruce en la niebla y el domingo se quejó de problemas en las suspensiones antes de perder la barra estabilizadora trasera. El equipo de Porkop dijo: “Tanto piloto y copiloto, como el coche, se encuentran en mal estado después de un rallye extremo”. Esperemos que vuelvan en forma en Cerdeña.

Dani Sordo (Hyundai i20 WRC)
Fue una pena lo de Sordo. Argentina era un rallye extra para él en reconocimiento a su gran trabajo en Portugal. Pero lamentablemente, después de ser el más rápido en el shakedown, los problemas mecánicos arruinaron su carrera. Un manguito roto del intercooler le obligó a abandonar el viernes casi en el primer tramo. Y cuando se reenganchó el sábado solo pudo pararse de nuevo en la primera especial por un problema en el motor de su i20 WRC.

Mikko Hirvonen 
Normalmente es uno de los pilotos más fiables del WRC, pero en esta ocasión Hirvonen cometió un error casi incomprensible. Una mala nota en una curva de izquierdas le envió al muro destrozando su Fiesta RS WRC. Según M-Sport, la reparación alcanzó las 75.000 libras para que Hirvonen y su coche se pudiesen reenganchar el sábado en el puesto 19. El finlandés demostró, marcando buenos cronos, que podría haber peleado por el podio, y el domingo ascendió hasta la novena plaza. Sumó dos puntos extra en el Power Stage tras finalizar segundo.