FIA

Cuenta atrás para Argentina:
los tramos

Los organizadores prometen paisajes lunares, espectaculares pasos de agua y más de un millón de seguidores en los tramos, este es el Rallye de Argentina.

Advertising

El campo de batalla ha variado poco desde que el rallye se instaló en la provincia de Córdoba hace 30 años y el itinerario de este año solo cuanta con pequeños cambios respecto a la edición pasada. Cinco de los siete tramos, a los cuales se les deberá de dar dos pasadas, serán idénticos a los de 2013.

El mayor cambio se produce en la última jornada, cuando los pilotos deban de afrontar el clásico tramo de Giulio Cesare en su versión en bajada por primera vez desde 2002. Esta especial finalizará en Mina Clavero, hogar del fallecido Jorge Recalde, el único argentino que ha ganado el rallye de su país del WRC, lo logró en 1988.

Cada una de las tres jornadas de competición visitará un área diferente de la provincia cordobesa, ofreciendo paisajes impresionantes pero muy diferentes en cuanto a las características de sus carreteras.

El rallye arrancará con 6 kilómetros en la súper especial nocturna del jueves celebrada a las afueras de la sede de la prueba, Villa Carlos Paz, donde los pilotos saldrán de dos en dos. El sábado por la noche se volverá a disputar esta súper especial, que es una de las mejores de este tipo del WRC.

El viernes llevará a los competidores hacia al norte, en las vastas llanuras del Valle de Punilla y las montañas de Sierra Chicas. Dos duros tramos con pistas blandas y arenosas se repetirán, incluyendo la especial de 51,88 kilómetros de Asochinga, que cruza las montañas hacia La Cumbre antes de terminar cerca de Agua de Oro.

El sábado es el día más largo con 164 kilómetros contra el crono y con cuatro tramos al sur de Villa Carlos Paz, en la más apacible campiña que rodea Santa Rosa de Calamuchita. Las pistas son de arena, pero más rápidas que las del día anterior.

El domingo acaba con sorpresa. Se baja al suroeste de la sede de la carrera en las montañas de Traslasierra, donde los tramos cuentan con pistas más rocosas y sinuosas con paisajes espectaculares como los que se pueden apreciar en los tramos de Giulio Cesare y El Cóndor, dos de los más famosos del Campeonato del Mundo de Rallyes.

Son estrechos, abrasivos y ásperos y el más mínimo error puede costar muy caro. La segunda pasada por El Cóndor será el Power Stage, que otorgará puntos extras a los tres pilotos más rápidos.

El rallye finalizará en Villa Carlos Paz después de más de 405 kilómetros cronometrados en solo 14 tramos.

Video