FIA

Cuenta atrás para Portugal:
los tramos

Esta será la séptima edición que el Rallye de Portugal puntuable para el WRC que se celebra en la región turística del Algarve.

Advertising

Muchos tramos serán familiares para los seguidores, pero a  los organizadores de la cita lusa les gusta innovar y han realizado algunos retoques al itinerario para mantener a los equipos en alerta.

El tramo de Santa Brás de Alportel, que se correrá el domingo, será la única especial completamente nueva con respecto a 2013, pero sus pistas han sido utilizadas en ediciones anteriores. El sábado, los pilotos deberán de hacer frente a los 31,90 kilómetros del tramo de Santana da Serra en dirección opuesta a la habitual, por lo que los participantes deberán de asegurarse de tomar unas buenas notas.

La capital de Portugal, Lisboa, se ha convertido en un icono de la salida de la carrera en las últimas temporadas. En 2013, el rallye se desplazó al norte para cerrar la primera jornada en sus calles y este año la capital portuguesa volverá a ser el centro de atención del primer día de la prueba.

El shakedown se llevará a cabo el miércoles y el jueves por la tarde los equipos se desplazarán desde Lisboa al Casino de Estoril. Los que tengan buena memoria, recordarán este lugar como la salida del rallye hace muchos años.

Un corto trayecto llevará a los participantes de vuelta a Lisboa para realizar el reconocimiento de la súper especial urbana con sus propios coches de rallye. Más tarde, se disputará la prueba de 2,65 kilómetros en la Praça do Imperio, a la sombra del monasterio de los Jerónimos, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Tras ello, los equipos volverán al Algarve para afrontar tres duras jornadas en los tramos de tierra situados en el Baixo Alentejo y la Serra do Caldeirão, al norte de Faro.

Las jornadas del viernes y del sábado cruzarán la autopista entre Lisboa y el Algarve. Ambos días tendrán tres tramos por la mañana que se repetirán por la tarde previo paso por el parque de asistencia en el Estadio Algarve, completando 146 kilómetros cronometrados.

El domingo será mucho más corto, solo se correrán tres tramos más cercanos a Faro, sumando 44 kilómetros contra el crono. A Loulé se le darán dos pasadas, siendo la segunda de estas el Power Stage, que será televisado en directo y que otorgará puntos extras a los tres pilotos más rápidos. El rallye llegará a su fin con la ceremonia de podio en el Estadio Algarve.