FIA

Cuenta atrás para México:
los tramos

El objetivo de los organizadores del Rallye de México era disponer de los tramos más largos posibles para hacer del itinerario de la prueba el más compacto del Campeonato del Mundo.

Advertising

Este año se disputarán cuatro tramos que superan los 43 kilómetros y con 399,93 kilómetros contra el crono de los 1038 totales, significa que la prueba azteca contará con el 39% de su recorrido cronometrado.

A diferencia de estos gigantescos tramos, la súper especial del jueves por la noche tendrá apenas 1001 metros, pero sería muy difícil encontrar mejor lugar y ambiente para la salida de un rallye. El tramo transcurre por las calles de Guanajuato y se disputa justo después de la colorida ceremonia de salida que es seguida por miles de seguidores en la ciudad que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Dicha especial se disputa por antiguos túneles de las minas de plata que hay en la población antes de finalizar en una larga recta y una rotonda donde los coches dan un gran espectáculo.

La jornada del viernes transcurre cerca de Guanajuato e incluye dos pasadas por el tramo de “El Chocolate”, de 44,03 kilómetros, en el cual los participantes alcanzan el punto más alto del rallye, 2781 metros sobre el nivel del mar, el equivalente ha colocar 1519 Sébastien Ogier apilados uno encima de otro.

Contará, además, con dos pasadas por el corto tramo del Parque del Bicentenario, cerca de Silao, para terminar con dos súper especiales consecutivas en el circuito de carreras de León.

El sábado es el día más largo con 170 kilómetros cronometrados. Las especiales se localizan más hacia el oeste y consta de un tramo de 53,69 kilómetros, Otates.

En la segunda pasada por el tramo de Otates, este se disputará en su versión de 43,06 kilómetros, dejando la sección donde se encuentra el famoso salto de “El Brinco”, para el domingo siendo el Power Stage final, que además será televisado en directo. La jornada del sábado también finalizará con dos pasadas más por el circuito de la ciudad leonesa.

El domingo deparará a los pilotos el tramo de Guanajuatito, de 55,92 kilómetros. Es el más largo de la historia del rallye y forma parte de 80,22 kilómetros de pistas que se habrán utilizado muchas el día anterior.

Guanajuatito será precedido por otras dos pasadas por el circuito de carreras para acabar con la segunda pasada por El Brinco, donde los tres mejores clasificados sumarán los puntos extras del Power Stage.

Este año no habrá ninguna especial por las calles de León, pero la ciudad mexicana albergará el nuevo parque de asistencia de la carrera, que estará por primera vez al aire libre , ya que en las últimas ediciones estaba situado en la sala de exposiciones Poliforum.

Video