FIA

Advertising

Cuando Ari
conoció a Ari

El ex Campeón del Mundo de Rallyes, Ari Vatanen, fue recibido por cientos de seguidores australianos, incluyendo a 28 niños llamados Ari en su honor, 34 años después de que el finlandés disputase uno de los rallyes más recordados de la historia de nuestro deporte.

Advertising

El campeón del WRC de 1981 visitó la capital del país, Camberra, como invitado de honor de la ceremonia anual del Salón de la Fama de los Rallyes y la primera cita del Campeonato de Australia de Rallyes (ARC).

También se puso al volante de un Audi Quattro S1 Grupo B en el shakedown de la prueba durante la mañana del viernes pasado.

El organizador del Salón de la Fama y cuatro veces campeón de Australia de rallyes, el copiloto Coral Taylor, comentó que Vatanen, de 61 años, estuvo “simplemente genial” mientras firmaba autógrafos y se hacía fotografías con los seguidores presentes.

“Había 28 niños llamado Ari en su honor. Tuvo tiempo para todo el mundo”, añadió.

Vatanen disputó el Rallye de Australia con Subaru en 1992 y 1993, pero es más recordado por su participación con un Ford Escort RS1800 con el presidente de Prodrive, David Richards, como copiloto, en el Castrol Rallye Internacional de Canberra de 1980.

En una de sus primeras pruebas en el extranjero, el finlandés libró una impresionante pelea con los locales Greg Carr y Colin Bond, que pilotaron otros Ford Escort similares, delante de 60.000 aficionados.

La prueba se decidió en los compases finales, cuando Vatanen sufrió un vuelco. El margen de victoria de Carr proporcionó el nombre de un documental de televisión, “40 décimas de segundo”.

En la cena del Salón de la Fama celebrada el pasado jueves, Vatanen pudo reencontrarse con sus antiguos rivales australianos, incluyendo a los copilotos, organizadores y comisarios.

Foto: Dallas Dogger

Advertising