FIA

Advertising

Informe sobre los pilotos en
el Rallye de italia: 2º parte

Completamos nuestro análisis sobre los pilotos del WRC que el pasado fin de semana disputaron el Rallye de Italia Cerdeña:

Sébastien Ogier (Volkswagen Polo R WRC)

Si estaba afectado por haber sido superado por su compañero de equipo en Argentina, no lo demostró. No estaba muy contento por tener que abrir pista en la primera jornada, aunque logró completar el día a solo 22 segundos del líder. El problema era que el líder era Latvala. Redujo su desventaja hasta los 12 segundos antes de que Latvala dañase una de sus ruedas. Hubiera sido interesante un duelo entre ambos en la última jornada peleando codo con codo…

Mads Ostberg (Citroën DS3 WRC)

Otro podio más y ya es tercero del campeonato. Son los datos de Ostberg, que fue capaz de cuajar una actuación muy consistente y madura a pesar de ser constantemente atacado por Latvala en la última jornada. El noruego supo defenderse con su Citroën y salvar el orgullo de la marca francesa, sobre todo después del abandono el primer día de Kris Meeke. Ostberg no se parece en nada al piloto desilusionado de 2013, lo mejor está por llegar.

      

Mikko Hirvonen (Ford Fiesta RS WRC)

Hirvonen siempre ha ido bien en Cerdeña y apuntaba al podio tras las primeras especiales del viernes. Después las llamas acabaron calcinando por completo su Fiesta RS WRC en el enlace al TC4. Mikko quedó muy tocado tras ver como perdía su coche presa del fuego, pero suerte, tanto él como su copiloto Jarmo Lehtinen resultaron ilesos. La causa del incendio sigue siendo un misterio.

Thierry Neuville (Hyundai i20 WRC)

Cierto, Neuville se aprovechó de encontrarse unos tramos más limpias, pero el belga impresionó a todo el mundo liderando la carrera en los primeros tramos. Ocupó la primera plaza hasta que cedió 25 minutos por un problema en la suspensión de su coche en el TC5, perdiendo toda opción a pelear por el podio. Ser segundo y tercero en abrir pista en las jornadas del sábado y del domingo, con lo que ello conlleva, encontrándose muchas piedras y tierra suelta en las especiales, fue una gran experiencia para la marca coreana.

Andreas Mikkelsen (Volkswagen Polo R WRC)

Esta fue la tercera cuarta posición consecutiva de Mikkelsen. Estuvo luchando por el tercer puesto con el también noruego Ostberg hasta que rompió la suspensión trasera en el bucle vespertino del sábado. Una lástima, ya que habría podido finalizar en el podio de haber aprovechado los problemas de Latvala. Como consuelo, el domingo ganó el Power Stage, una buena recompensa en su primer rallye con Ola Floene, que estaba muy emocionado.

Henning Solberg (Ford Fiesta RS WRC)

Una vez más Henning se sobrepuso al hándicap de no haber podido realizar test previos al rallye por falta de presupuesto y supo marcar buenos cronos. Es lo que lleva haciendo muchos años, el presupuesto no preocupa ni entorpece jamás al noruego. El Campeonato del Mundo de Rallyes sería mucho más aburrido sin su carácter extravagante y simpático, aunque habrá que esperar a si encuentra la financiación necesaria para correr en las próximas pruebas. Terminó séptimo de la general y ya es décimo en la clasificación del WRC.

Robert Kubica (Ford Fiesta RS WRC)

Es bueno ver al polaco sonriendo. Admitió que esta fue la primera vez que había disfrutado corriendo un rallye de tierra. Kubica lo estaba haciendo bien y ocupaba la quinta plaza, pero en la tarde del sábado arrancó la rueda delantera derecha y se vio obligado a abandonar, aunque esto no hizo olvidar al ex piloto de F1 que cada día se siente más cómodo en el WRC. Esperemos que sepa soportar la presión que le espera en la próxima cita, ni más ni menos que el Rallye de Polonia a finales de este mes…

Video

Advertising