FIA

Advertising

Informe sobre los pilotos en
el Rallye de Polonia: 1º parte

Nuestro primer repaso a cómo les fue a los pilotos del WRC el pasado fin de semana en el LOTOS Rallye de Polonia.

Sébastien Ogier (Volkswagen Polo R WRC)
Seb ha aprendido que tiene más de un compañero de equipo capaz de desafiarle. Tuvo un espectacular duelo con Andreas Mikkelsen en las dos primeras jornadas, en las que se repartieron el liderato por la mínima. Logró una buena renta el sábado cuando el noruego cometió un par de errores y sufrió problemas de frenos en la última especial, lo que le hizo afrontar el último día de carrera con una cómoda ventaja. El francés ganó una vez más y ya le lleva 50 puntos a Latvala en la general.

Kris Meeke (Citroën DS3 WRC)
Séptimo después de haber tenido opciones a subir al podio. El británico era tercero hasta que el rallye llegó a Lituania, donde su retrasada posición de salida le hizo perder mucho tiempo por las grandes roderas que había en las pistas. Pero lo peor estaba por llegar, ya que durante la tarde del sábado pinchó el neumático delantero izquierdo y cedió 2 minutos y 30 segundos. Aprovechó el domingo para remontar y acabar séptimo. Estuvo bien verle peleando con el grupo de cabeza en los primeros tramos.

Elfyn Evans (Ford Fiesta RS WRC)
Los problemas para el galés se fueron sucediendo durante las dos primeras jornadas hasta que se convirtió en el primero de los pilotos que golpeó una roca en el tramo largo de Goldap. El impacto dañó la suspensión delantera y a pesar de sus esfuerzos por intentar repararlo, se vio obligado a abandonar. Se reenganchó a la carrera abriendo pista y no le fue del todo bien aunque las especiales del domingo no estaban tan sucias al haberse disputado en otras jornadas.

Thierry Neuville (Hyundai i20 WRC)
Cuajó una de sus mejores actuaciones y le brindó el segundo podio a Hyundai. Con algunos cambios en el coche, rodó gran parte de la prueba entre los seis primeros hasta que el freno de mano quedó bloqueado en el TC9, lo que le causó un conato de incendio en la meta de este tramo. Relegado a la décima plaza, el belga fue capaz de encontrar el ritmo necesario para remontar hasta la tercera posición en la jornada del sábado. El domingo dio lo mejor de sí para mantenerse en el cajón.

Robert Kubica (Ford Fiesta RS WRC)
Un rallye típico para Kubica, tuvo cosas buenas y malas. Deleitó a sus miles de seguidores marcando buenos cronos en algunas especiales. Pero no se perdió su cita con los problemas cuando volcó su coche en la primera jornada, aunque este lance solo le costó 25 segundos después de que los aficionados le ayudasen a volver a poner el coche sobre sus ruedas. Era sexto hasta que en un cambio de rasante del TC17 se salió ligeramente y arrancó la rueda trasera derecha, regresó a la prueba al día siguiente con el Rallye 2.

Martin Prokop (Ford Fiesta RS WRC)
El rallye polaco fue una auténtica pesadilla para el piloto checo. Con fuertes dolores de espalda, derivados de una lesión que se hizo en Argentina, Prokop no encontró la fórmula para pilotar rápido su coche.  Calcando los cronos de Krzysztof Holowczyc, un tornillo mal apretado le dejó una rueda en mal estado. Más tarde, se le abrió el capó, a pesar de ello, sumó un punto al finalizar décimo.

More News

VIDEO

Advertising