FIA

El tiempo lo es todo

Cuatro de los tramos de la 71a edición del LOTOS Rallye de Polonia, que se celebrará la próxima semana, tendrán lugar en la vecina Lituania, un país con una zona horaria diferente, una hora por delante de Polonia

Aunque los organizadores del Rallye de Polonia han tomado la decisión de que la prueba se corra íntegramente en ‘horario polaco’ para evitar confusiones, el trabajo de los copilotos desde su asiento dentro del coche va a ser aún más complejo. No solo se trata de leer las notas y registrar los tiempos de cada especial. También tienen que ser muy precisos con las horas.

WRC.com ha hablado con el copiloto de Elfyn Evans, Daniel Barritt, para descubrir cómo se sigue el programa de un rallye.

“El carnet de tiempos que llevamos dentro del coche determina todo lo que tenemos que hacer”, ha explicado Barritt. “Los organizadores entregan un carnet de tiempos en la salida del rallye que es el mismo para todos los corredores. Tú tienes que hacerlo todo a la hora a la que te marcan. Si no lo cumples, penalizas.”

The schedule that the rally organisers set is very precise. But it should 

El programa que entregan a los competidores los organizadores de un rallye es muy preciso. Pero debe incluir también los espacios de tiempo necesarios para que las tripulaciones que compiten en el rallye puedan discurrir entre los diferentes puntos que conforman el rutómetro de una prueba.

“Si empiezas un tramo a las 12 en punto, debes disponer de una hora para ir al siguiente. Dentro de ese tiempo, tienes que planificar cuántos kilómetros de enlace tienes que cubrir y de cuánto tiempo de margen debes disponer al llegar a la salida de la próxima especial.”, explica Barritt. “Ese tiempo muerto es necesario para cambiar neumáticos, revisar las presiones, los cascos, y hacer alguna reparación en el coche en caso que sea necesario”.

Pero si la tripulación de un coche del rallye tiene algún problema mientras está disputando un tramo y cede tiempo, enseguida corren el riesgo de llegar tarde a la salida de la siguiente especial, lo que genera una presión extra que el copiloto debe gestionar con rapidez y eficacia.

Barritt, copiloto profesional desde 1996, sostiene que “la clave es la gestión del tiempo. Siempre tienes que trabajar a tope, así que si algo va mal tienes que ponerte las pilas, pensar una solución de inmediato sobre la marcha, y eso genera mucha presión.”

Barritt, copilot en el M-Sport World Rally Team, comienza a preparer un rallye, habitualmente, seis semanas antes de que comience la prueba, pero realmente no centra su trabajo en el rutómetro y los horarios hasta diez días antes de que se dispute la primera especial.

“Tienes que tener trazado un plan fijo antes de llegar a un rallye”, explica Barritt. “Cuando estás trabajando en casa antes de que marchar a una prueba es cuando tienes que decidir dónde se puede disponer de tiempo suficiente para cambiar las ruedas del coche. Hay que ser así de preciso. Mi labor es adelantarme a los acontecimientos y planearlo todo antes de que suceda.”

Video