Sensación agridulce para Neuville

El belga Thierry Neuville ha admitido tener sentimientos encontrados sobre su tercer puesto en el Rallye de Italia Cerdeña del pasado fin de semana.

El piloto de Hyundai redujo la diferencia con el líder del campeonato Sébastien Ogier con su quinto podio de la temporada, pero se quedó preguntándose qué podría haber logrado después del problema de frenos que le costó un minuto durante la jornada del sábado.

Neuville estaba en segundo lugar y apenas 8.9 segundos del liderato cuando su i20 Coupé WRC perdió los frenos en el TC12 y se vio relegado a la cuarta posición. Se recuperó para terminar tercero después de que su compañero de equipo, Hayden Paddon, se saliese, pero Neuville no pudo avanzar más.

No es la primera vez este año que Neuville siente que había perdido la oportunidad de ganar, en un rallye en el que se impuso en 2016.

“Seguro que es una decepción porque lo hicimos muy bien, especialmente en el primer día”, dijo Neuville a wrc.com.

“Luchamos muy duro para tener una buena posición de salida el sábado y luego nos estábamos cerrando la diferencia con el líder cuando tuvimos un problema técnico, por lo que, por supuesto, es decepcionante. Al mismo tiempo, no nos dimos por vencidos y peleamos duro. Nuestro objetivo principal era terminar por delante de Sébastien, y dije que si terminaba en el podio debería estar contento para poder volver a casa con una sonrisa”.

Neuville también mantuvo su racha de puntos en el Power Stages de este año, a pesar de que solamente fue el cuarto más rápido en Cerdeña.

“Di todo lo que pude en el Power Stage, pero las condiciones de la pista no nos convenían. No pudimos elevar la altura del coche. La carretera estaba muy rota y el coche estaba tocando fondo demasiadas veces. Perdimos mucho”, añadió.

Video

More News