FIA

Análisis media temporada
Mads Ostberg

Los análisis de media temporada de esta semana arrancan con el de Mads Ostberg y sus primeros rallyes con el equipo Citroën:

El hecho de que el noruego ocupe la cuarta posición de la general del WRC, denota que ha tenido una buena primera mitad de temporada 2014.

Llegar a la marca que ha ganado tantas veces el certamen, Citroën, brindó a Ostberg la oportunidad de demostrar su potencial con un coche oficial y este no ha decepcionado.

Ha logrado tres podios en siete pruebas, incluyendo una segunda plaza en el Rallye de Italia Cerdeña, y tiene 28 puntos de ventaja sobre su compañero de equipo Kris Meeke.

Ostberg ha desarrollado una habilidad especial para cuajar actuaciones muy maduras y consistentes este año. Esa ha sido su estrategia en lo que va de temporada y ha admitido que solo atacará al máximo cuando las condiciones se lo permitan.

No es un enfoque que le haya llevado hasta la victoria, pero sí que le ha reportado un buen número de puntos para el campeonato. Eso es indiscutible.

Ostberg cuajó una sólida actuación en el Rallye de Italia Cerdeña, fue segundo

Superar a los tres pilotos de Volkswagen siempre va a ser complicado esta temporada, por lo que su principal objetivo es ser el “mejor del resto”. Ostberg ha demostrado a sí mismo que es capaz de ello.

Si continúa con su misma estrategia para la segunda mitad de año y consigue mejorar su ritmo con el DS3 WRC, el noruego será capaz de plantarle cara a Jari-Matti Latvala y Andreas Mikkelsen, de Volkswagen, en la general del campeonato.

Lo mejor
El último podio de Ostberg, una segunda plaza en el Rallye de Italia Cerdeña. Su enfoque coherente y conservador le llevó al podio, aunque se las arregló para correr cuando lo necesitaba y defenderse de los ataques de Latvala en la última jornada.

Lo peor
Ostberg perdió la oportunidad de ser tercero absoluto tras Portugal al abandonar en el Rallye de Argentina por una lesión en el pulgar. La lesión se la causó cuando su DS3 WRC se salió fuera de la pista y chocó contra una roca. Por la conmoción, Ostberg no pudo seguir manejando el volante de su coche con normalidad, obligándole a perderse lo que restaba de carrera.

Mads Ostberg gallery

More News