FIA

Advertising

Análisis de media temporada:
Robert Kubica

Hoy analizamos la primera parte de la temporada de debut de Robert Kubica con un World Rally Car. Los primeros rallyes del polaco han sido un continuo proceso de aprendizaje:

El ex piloto de Fórmula 1 llegó a la máxima categoría del Campeonato del Mundo después de haberse impuesto en el WRC 2 el año pasado. El paso a los World Rally Car no debía ser demasiado difícil, pero a la hora de la verdad a resultado ser todo lo contrario.

Kubica ha debido de afrontar grandes desafíos en esta primera mitad de temporada. Las expectativas se dispararon cuando marcó muy buenos cronos en los primeros tramos del Rallye Monte Carlo. Pero poco después, el polaco se vio obligado a abandonar cuando rodaba en cuarta posición. Algo que volvió a repetir en las siguientes tres pruebas.

Kubica se salió tres veces en Suecia, dos en México y dos en Portugal, lo que mermó su confianza tras sus destellos de competitividad en el Rallye Monte Carlo.

Kubica comentó que en el Rallye de Italia Cerdeña había disfrutado por primera vez sobre la tierra

Kubica se dio cuenta de que tenía que sacrificar parte de su velocidad por una estrategia más conservadora si quería llegar a la meta de los rallyes. Suena fácil, pero no es algo natural para un piloto F1, que siempre va a fondo.

Pero, con el apoyo de su equipo M-Sport, Kubica dio un giro de 180 grados y en Argentina logró completar la prueba en la sexta posición y sin sufrir ningún accidente.

Incluso mejoró su actuación en el Rallye de Italia Cerdeña, donde Kubica supo hacer frente a las duras condiciones con una mentalidad muy conservadora y rápida. El polaco rodaba quinto hasta que unos problemas con la suspensión le relegaron al octavo puesto, aunque volvió a demostrar que mejoraba con el paso de los kilómetros.

Pero en el Rallye de Polonia no pudo continuar con su buena racha. Kubica quería brindar un buen resultado a sus seguidores, pero arrancó la rueda trasera derecha de su Ford Fiesta RS WRC, aunque el enfoque es el correcto y es el que debe de seguir utilizando para los rallyes que restan de esta temporada, sobre todo en los de asfalto.

En las pruebas de asfalto, la experiencia de Kubica en la F1 podría ayudarle y subir al podio debería ser un objetivo más que realista para él.

Lo mejor
Kubica finalizó octavo en el Rallye de Italia Cerdeña y admitió que había sido la primera vez que había disfrutado corriendo un rallye de tierra. Fue un gran paso adelante y parece que por fin entendió cómo funciona el WRC.

Lo peor
El Rallye de Portugal era uno de las pocas pruebas en las que Kubica ya había participado, pero eso no le sirvió para nada. El polaco sufrió dos accidentes y firmó su cuarto abandono en cinco pruebas con un World Rally Car. “En este momento estoy pasado por un período difícil de mi vida”, dijo. “Creo que tengo que resetearme e intentar enfocar los rallyes como lo hice al inicio”.

Robert Kubica gallery

Advertising