FIA

Advertising

Análisis de media temporada:
Mikko Hirvonen

En nuestro segundo informe sobre la primera parte de la temporada, nos fijamos en la actuación de Mikko Hirvonen con el Ford Fiesta RS WRC del M-Sport World Rally Team en las primeras siete pruebas.

Se esperaba mucho de Hirvonen en su regreso a M-Sport al inicio del año. Venía de dos temporadas poco productivas con Citroën, sumando solo una victoria con la marca francesa, y este era el inicio de una nueva época para él.

Hirvonen ganó, en el pasado, 14 rallyes con el equipo oficial Ford de Malcolm Wilson, y dos de esos triunfos llegaron al volante de un Fiesta RS WRC. Con un Fiesta de última generación, se esperaba que la unión entre Hirvonen y M-Sport fuese tan fructífera como antaño.

Hirvonen fue segundo en el Rallye de Portugal

Pero nada más lejos de la realidad. Tras la disputa de los siete primeros rallyes de la temporada, Hirvonen ocupa una discreta quinta plaza en la general del campeonato. Ha tenido un arranque de año bastante complicado con muchos problemas que han afectado a sus resultados, incluyendo dos fallos del alternador, malas notas y un espectacular incendio.

Sus mejores resultados han sido una segunda plaza y dos cuartas posiciones, pero la realidad es que el simpático finlandés no ha sido lo suficientemente rápido de manera constante. Es uno de los enigmas más grandes de la temporada, incluso para el propio Hirvonen, y es que el piloto principal de M-Sport parece carecer de la confianza necesaria para pelear por las victorias.

A pesar de todo, Mikko está esperando la segunda parte de la temporada para demostrar un mejor nivel y disipar todas las dudas que ha generado este inicio de campaña. Hirvonen quiere demostrar que sigue siendo un piloto ganador con su Fiesta RS WRC. Pero para llegar hasta ahí, tiene que seguir trabajando duro.

Lo mejor
El Rallye de Portugal fue donde Hirvonen sacó a relucir todo su talento y potencial. Lideró la carrera en la jornada del viernes y, aunque no pudo defenderse del ataque de Sébastien Ogier, se las arregló para aferrarse a la segunda plaza hasta cruzar la línea de meta. Fue el mejor rallye de este año de Hirvonen y los 18 puntos que sumó fueron un soplo de aire fresco para el finlandés.

Lo peor
Con una victoria, cinco segundas posiciones y un abandono en los siete Rallye de Italia Cerdeña que había disputado, el finlandés esperaba volver a pelear por la cabeza de carrera en los tramos italianos. Pero nada de esto pudo ser después de que su Fiesta RS WRC quedase totalmente calcinado tras el primer tramo de la prueba. Hirvonen se quedó sin opción a aumentar todavía más su palmarés en Cerdeña. Al igual que su coche, Mikko quedó desolado tras el incidente.

Mikko Hirvonen gallery

More News

Advertising