FIA

Ogier: podría ver sido
un Monte muy diferente

El ganador del Rallye Monte Carlo, Sébastien Ogier, ha admitido que su defensa del título podría haber tenido un comienzo muy distinto si su equipo no hubiera hecho algunas mejoras en su Volkswagen Polo R WRC durante la pretemporada.

El francés, que junto a su copiloto Julien Ingrassia ha recibido esta mañana el trofeo que los acredita como ganadores de la prueba monegasca de las manos del Príncipe Albert II de Mónaco, estuvo cerca de abandonar tras golpear contra un muro en la primera curva del primer tramo del rallye.

El piloto de Gap temió que su carrera hubiera finalizado ahí. Pero la resistencia de su coche le permitió seguir y al final ganar el rallye por 1 minuto y 18 segundos.

“Hemos tenido un poco de suerte este fin de semana, tenemos que admitirlo”, ha dicho Ogier. “Nuestra carrera podría haber terminado en la primera curva. Todo el tramo estaba muy húmedo y la primera curva estaba llena de aguanieve. Subviramos y golpeamos el muro”.

“Afortunadamente, las mejoras que hemos hecho en el coche durante el invierno han sido para reforzar la dirección y suspensión del Polo R WRC. Ahora, creo que ha sido una muy buena idea”.

Casi todos los equipos sufrieron por la inesperada nieve que cayó sobre los primeros tramos del jueves y Ogier ha comentado que él fue quien erró con la elección de neumáticos. Al igual que sus rivales, el francés se decantó por los neumáticos slicks súper blandos de Michelin.

Ogier ha añadido: “Nos costó mucho tiempo la nieve del primer día, pero, afortunadamente, todo el mundo nos copió la estrategia. Si alguien hubiese llevado cuatro ruedas de nieve, quizás, hubiera logrado una ventaja de cinco minutos”.

El director de Volkswagen Motorsport, Jost Capito, ha reconocido que Ogier había tenido suerte. “Si se hubiera salido con el coche del año pasado, hubiera tenido que abandonar”, ha dicho.

Video