FIA

Informe sobre los pilotos en el
Monte Carlo: segunda parte

Mads Ostberg (Citroën DS3 WRC)
Al igual que su compañero de equipo, Ostberg debería de estar orgulloso de su trabajo el pasado fin de semana. El DS3 WRC es completamente nuevo para él y después de un comienzo prudente en la primera jornada, fue aumentando su ritmo para llegar a ser uno de los más rápidos. Arrancar la temporada sin un abandono era su objetivo y lo logró con Citroën.

Seguimos analizando el rendimiento de los principales pilotos que disputaron el Rallye Monte Carlo con coches nuevos.

Dani Sordo (Hyundai i20 WRC)
El piloto español se vio obligado a abandonar en el tramo de enlace al TC5 cuando su coche tuvo un problema eléctrico. Pero el hecho de que en ese momento ocupara la tercera plaza de la general da a Hyundai motivos para el optimismo. Sordo hizo lo que se le pidió y habría podido demostrar todo el potencial del i20 WRC si no hubiera sufrido problemas mecánicos.

Elfyn Evans (Ford Fiesta RS WRC)
El director de M-Sport, Malcolm Wilson, ha depositado muchas de sus esperanzas en este joven piloto de 25 años y le ha brindado un programa completo con un Ford Fiesta RS WRC. El galés fue ganando confianza a medida que fueron pasando los tramos del Monte Carlo. Estaba en cierta desventaja, además de optar por montas de neumáticos muy conservadoras, pero se mostró relejado y fuera de los problemas para finalizar sexto.