Repaso Suecia: 2ª parte

Segunda parte de nuestro análisis de la única cita de invierno del campeonato.

Tramo del rallye:
La especial distintiva del Rallye de Suecia, Vargåsen tuvo en excelente estado este año y destacó el atractivo único de este rallye brillantemente.

El sábado se disputó dos veces, una capa de nieve fresca creó una escena invernal perfecta, mientras que la sección a fondo cerca del inicio y una serie de curvas y saltos en lo profundo del bosque la convirtieron en la favorita de los pilotos.

El salto de 42 metros de Mads Ostberg en el Colin's Crest dio a los miles de aficionados reunidos allí para animarlos, mientras que el aterrizaje extremo de Thierry Neuville estuvo cerca de terminar mal. Este año, Vargåsen lo tuvo todo.

Uno para olvidar:
Después del éxito en el Rallye Monte Carlo, el M-Sport Ford World Rally Team bajó a la tierra con un bache en Suecia, pasando del primero al último puesto en el campeonato de marcas del WRC.

El éxito de Sébastien Ogier en la primera cita le valió el dudoso honor de abrir las pistas cubiertas de nieve el viernes, mientras que su compañero Elfyn Evans sufrió otro fin de semana desafortunado, con un pinchazo y luego luchando con la configuración de su coche.

“Sabíamos que este rallye sería difícil, pero nos enfrentamos a una desventaja mayor de lo que creo que ninguno de nosotros había esperado", reconoció el director del equipo, Malcolm Wilson.

Sorpresa del rallye:
El Rallye de Suecia es una prueba que Mads Ostberg conoce bien: lo había disputado diez veces antes del fin de semana pasado. ¿Pero cómo iba le iría al volante de un Citroën C3 esta vez después de solo un día de test? La respuesta fue simple: impresionante.

Aunque su última participación en el WRC fue en el Dayinsure Rallye de Gales en octubre, Mads no perdió tiempo para adaptarse a su nuevo coche y su recompensa fue cinco veces en los cinco primeros (TC1, TC2, TC4, TC7 y TC15) y sexto de la general el final sueco. No es un mal fin de semana según los estándares.

Tras varias tempordas con altibajos en el WRC, ¿su último resultado será el catalizador para más participaciones con Citroën? Él está esperando eso.

Nunca lo creerás:
El WRC no es un deporte de contacto, pero Kris Meeke y Ott Tänak se acercaron demasiado en la especial de Hagfors (SS13) el sábado por la tarde.

Meeke fue el primero en meterse en problemas, golpeando con su Citroën C3 un banco de nieve y volviendo a la carretera a velocidad reducida. Después, Tänak atrapó el C3 de Meeke y lo intentó superar por el lado izquierdo, mientras su rival se movía hacia la derecha. Todo bien hasta ese momento, excepto que chocaron y el Toyota de Tänak fue enviado a un banco de nieve.

Ott afirmó que Meeke había vuelto a la carretera y había chocado con su Toyota, mientras que Meeke estaba igualmente convencido de que Tänak había chocado en él. ¿Quién tenía la razón?

Video

More News