FIA

Piloto a seguir en el Rallye
de México: Sébastien Ogier

El vigente Campeón del Mundo de Rallyes ha tenido un difícil comienzo de 2014, al menos en comparación con sus resultados de la pasada temporada.

Advertising

Tras dos rallyes, el piloto que encabeza la general del WRC no es Ogier. Ese puesto lo ocupa su compañero de equipo Jari-Matti Latvala, una situación nada habitual para el francés, por lo que en los tramos de tierra de México querrá recuperar el terreno perdido. Estos son los motivos para estar atento a su actuación:

1. Es el líder, no el perseguidor:

No hay duda, a Ogier no le gusta que su compañero de equipo en Volkswagen Motorsport, Latvala, haya sumado cinco puntos más que él en los dos primeros rallyes de la temporada. El francés ha tenido un redimiendo algo irregular en este inicio de año, se salió en la primera curva del primer tramo del Rallye Monte Carlo y perdió más de cuatro minutos en un banco de nieve en Suecia, por citar algunos ejemplos. Por lo que está concentrado en restablecer el orden para salir de México como líder del campeonato y relegando a Latvala al papel de “seguidor”.

2.Tiene mucha confianza:

Ogier ganó el Rallye de México de 2013 y tiene una capacidad especial para no tener problemas en los rallyes de tierra más duros.

Logró alzarse con el triunfo en la edición del año pasado endosándole 3 minutos y 26 segundos a su rival de Citroën, Mikko Hirvonen, e incluso la temporada anterior finalizó en un espectacular octavo puesto pilotando un Skoda Fabia S2000.

Ambos resultados confirman la gran confianza que tiene Ogier, además no tendrá que abrir pista, por lo que no limpiará la trazada a sus contrincantes.

3. Ya ha grabado su nombre en este rallye:

El Rallye de México no solo ha sido una buena carrera para Ogier con los coches de tracción total. En la cita mexicana también ganó la categoría de dos ruedas motrices de 2008 al volante de un Citroën C2 S1600, cuando la prueba también era puntuable para el Campeonato del Mundo de Rallyes Junior de la FIA y donde Ogier demostró rápidamente todo su talento.

Venció en el JWRC a medio gas y fue capaz de superar a rivales con mecánicas mucho más potentes para finalizar octavo de la general. Fue un éxito notable y que colocó a Ogier en el camino del título del JWRC de ese año.

4. Una preparación perfecta:

El Rallye de México se caracteriza por el calor, el polvo y la altitud. Los pilotos deben de estar perfectamente físicamente para poder sacar un resultado positivo de la prueba.

Ogier sabe lo necesario que es tener una buena condición física y por eso ha trabajado muy duro con su entrenador personal, para así tener su cuerpo listo para la feroz pelea que vivirá en los tramos mexicanos.

El 17 veces ganador de rallyes del WRC, ha viajado a México con tiempo de sobra para aclimatarse al clima y la diferencia horaria. Un movimiento muy astuto.