Ogier pide centrarse en los problemas

Sébastien Ogier, líder del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA, ha instado al equipo M-Sport a llegar al fondo de los problemas técnicos que le negaron la oportunidad de luchar por la victoria en el Che Guevara Energy Tour de Corse.

Aunque peleando por encontrar la puesta a punto óptima de su Ford Fiesta WRC y sin confianza en el rallye de casa, Ogier se mantuvo en la contienda con una serie de actuaciones brillantes. 

Tras ceder terreno el sábado por la mañana, la combinación del abandono de Kris Meeke y la nueva configuración en la asistencia del mediodía permitió al francés volver al ataque. Redujo su déficit con el nuevo líder Thierry Neuville a sólo 2,2 segundos al final de la séptima especial.

Sin embargo, ahí terminaron sus esperanzas de lograr su segunda victoria de 2017. Una pérdida de presión hidráulica en el último tramo del día y un fallo eléctrico intermitente a la mañana siguiente le dejó tercera tras Dani Sordo.

Una reparación de urgencia permitió a Ogier recuperar el segundo lugar y aumentar su liderato en el Power Stage, pero advirtió que tanto él como M-Sport debían continuar con su intento de luchar por el titulo y mejorar en los próximos cinco días de test. 

“Definitivamente fue un fin de semana como una montaña rusa”, reflexionó Ogier. “Arriba y abajo todo el tiempo. Por suerte para nosotros, terminó con unos puntos realmente buenos - mejor de lo que esperaba - pero la fiabilidad nos decepcionó, lo que fue perjudicial para nuestro resultado. Eso fue decepcionante, sobre todo porque estaba preparado para una batalla muy bonita con Thierry”.

“Tuvimos la velocidad para luchar con él, pero hubo algunos problemas técnicos, no sólo en nuestro coche, sino también en los dos coches de nuestros compañeros de equipo. Eso es algo que el equipo tiene que trabajar muy duro, porque no queremos estar en esta situación estresante otra vez”.

Video

More News