Tour de Corse:
Informe 2ª parte

En la segunda y última parte de nuestro repaso al Che Guevara Energy Drink Tour de Corse, nombramos a nuestro piloto del rallye y destacaremos el momento clave en la primera victoria de la temporada de Thierry Neuville.

Punto de no retorno del rallye
Al igual que en la primera pasada por el tramo de Novela del sábado proporcionó problemas para el Citroën C3 WRC de Kris Meeke, la segunda pasada por la tarde dio a Neuville la ventaja que necesitaba.

El piloto de Hyundai mantuvo una mínima renta de 2,2 segundos sobre Sébastien Ogier tras el tramo de 48,71 km de La Porta-Valle di Rostino. Cuando comenzó el viaje de vuelta al parque de servicio de Bastia después de la repetición de Novella, la diferencia era de casi 40 segundos.

Problemas hidráulicos dejaron a Ogier sin opciones, rodando solamente con la de su Ford Fiesta y Neuville ya acariciaba su primera victoria de 2017.

Piloto del rallye
Después de la forma en que su C3 WRC se comportó en el Rallye Monte Carlo, Meeke debió temer las carreteras de asfalto de Córcega. En los Alpes franceses se quejó de problemas de suspensión y un coche que iba demasiado bajo.

La escuadra francesa trabajó duro en los test en la isla y el C3  WRC fue un coche completamente diferente. Meeke ganó tres de los cuatro tramos el viernes y tenía casi 20 segundos de ventaja cuando su motor falló. Un triste final a un tremendo impulso.

Elfyn Evans tuvo un mal fin de semana

Para olvidar
Los candidatos para esto ello fueron Juho Hänninen y Elfyn Evans. Accidente en un puente en la especial de apertura y su Toyota Yaris WRC fuera de la carretera de nuevo en el penúltimo tramo en el caso del finlandés. Sus dos top 3 del sábado quedaron eclipsados por sus errores.

En cambio la cuchara de madera fue para el galés Evans. Problemas hidráulicos arruinaron su jornada de apertura y en la segunda especial del sábado por la mañana se salió de la pista y abandonó. El domingo fue relativamente tranquilo en comparación con el resto de días.

La librada del rallye
Cuando Ogier salió del penúltimo tramo del domingo habiendo perdido 20 segundos y siendo relegado a la tercera plaza por detrás de Dani Sordo, no estaba contento. El francés no quiso explicar sus problemas, pero luego habló de intentar recuperar puntos.

Resultó que un problema eléctrico intermitente fue la causa de su pérdida de tiempo. Él y su copiloto Julien Ingrassia se pararon en el enlace al Power Stage y cambiaron la centralita (ECU) de su Fiesta WRC para tratar de resolver el problema. Los esfuerzos no fueron en vano y Ogier recuperó la segunda posición en el último tramo.

VIDEO

More News