Tour de Corse:
Informe 1ª parte

La emocionante nueva era de World Rally Cars disputó su primera cita de asfalto puro en el Che Guevara Energy Drink Tour de Corse el fin de semana pasado. En el primero de nuestro informe de dos partes, nos centramos en los momentos más importantes.

Tramo del fin de semana
El sábado, la especial de Novella fue una de las más cortas con 17.27 kilómetros, pero su primera pasada vio el cambio de líder de la cuarta cita de la temporada del WRC.  

Kris Meeke lideró la prueba desde el inicio y tenía una ventaja de 16.4 segundos sobre Sébastien Ogier con Thierry Neuville unas décimas más atrás después de haber sido el más rápido en el primer tramo del día.  

Un poco más de 11 minutos de acción y todo cambió. Meeke llegó al final con problemas de motor en su Citroën C3 WRC (foto arriba) y Neuville superó al Ford Fiesta WRC de Ogier por casi nueve segundos. El tercer lugar se convirtió en primero para el belga, plaza que nunca más abandonó.

Sorpresa del rallye
Juho Hänninen sólo había competido una vez antes en Córcega - en 2008-. Una salida temprana en el primer tramo después de golpear un puente hizo que el finlandés no tuviese opción a ganar mucha experiencia en la isla francesa.

Así que regresó bajo las reglas del Rallye 2 el sábado y logró marcar un segundo y un tercer mejor crono con su Toyota Yaris WRC, fue algo excepcional.  

Nunca lo creerás
Como siempre en Córcega, la charla previa al evento fue sobre la compleja cuestión de la elección de neumáticos para adaptarse a los frecuentes cambios climáticos en las montañas, donde el asfalto seco puede dar paso a carreteras húmedas en cuestión de minutos cuando las nubes vierten su contenido.

Pero los ouvreurs de los equipos, en esta ocasión, podrían haberse quedado en casa. Hizo sol durante los tres días y nunca otra cuestión que elegir el compuesto duro de neumáticos.

La frase del rallye
Esta se dirige a Craig Breen, cuyo copiloto Scott Martin trabajó de maravillas para comunicarse con el irlandés mediante señales con las manos cuando el intercomunicador falló en su Citroën C3 WRC en la especial de Novella del sábado por la mañana.

“Este es el peor lugar del mundo para perder el intercomunicador. Tuve que correr todo el tramo a ciegas. ¡Nunca más quiero volver a hacer eso!”, dijo Breen.

VIDEO

More News