La sorpresa de Ogier en Córcega

Sébastien Ogier se sorprendió por la facilidad con la que dominó el Corsica línea - Tour de Corse para lograr su tercera victoria en el WRC el pasado fin de semana.

Lideró la prueba de asfalto de tres días de principio a fin para sumarla a las victorias en el Rallye Monte Carlo y el Rallye Guanajuato México del mes pasado. Él encabeza el campeonato de pilotos por 17 puntos sobre Thierry Neuville.

El francés cimentó su triunfo en Córcega con una impresionante actuación en las reviradas carreteras de montaña próximas a Bastia en la especial de apertura del viernes. Después se pudo permitir el lujo de administrar su ventaja durante los últimos dos días para preservar una renta alrededor de los 30 segundos.

“Esperaba una carrera mucho más dura. Las diferencias suelen ser muy pequeñas y marcar una gran diferencia desde el principio fue una agradable sorpresa”, dijo el piloto de M-Sport Ford.

“El resto del fin de semana no fue tan fácil, porque manejar la ventaja siempre es un desafío, ya que no quieres cometer ningún error".

La victoria desterró recuerdos del rallye del año pasado cuando Ogier terminó en segundo lugar, pero solo después de luchar contra una serie de problemas hidráulicos y eléctricos en su Ford Fiesta.

“También hay que agradecer el coche que tenemos. Parece que ahora va en la dirección correcta y que progresamos más que los demás. Sin embargo, no es porque acabamos de vivir dos grandes rallyes. Tenemos que seguir atacando”, agregó.

Ogier también destacó los beneficios que el mayor apoyo de Ford ha traído al desarrollo de M-Sport, que ganó el campeonato en 2017.

"Estoy seguro de que el apoyo que recibiremos ahora de Ford dará sus frutos más adelante porque ese tipo de cosas siempre lleva tiempo. El desarrollo fue un factor clave para que me quedara en M-Sport, así que estoy muy contento de ver que los esfuerzos están dando sus frutos”.

Gallery

VIDEO

More News