Teaser Image

Carlos Sainz

Perfil del piloto

Resumen de su carrera

Información

Nacionalidad:  ESP
Fecha de nacimiento: 12.04.1962
Edad: 54
Rallyes ganados: 26

Carlos Sainz fue un deportista en busca de su deporte. A pesar de ser un excelente jugador de squash y de probar suerte en las categorías inferiores del Real Madrid, finalmente se decantó por el automovilismo.

Durante su carrera, Sainz disputó 196 rallyes en 18 temporadas, pero pocos olvidarán su primer tramo en el WRC en 1987. Con 24 años, el piloto español fue capaz de marcar su primer scratch en su primera especial mundialista al volante de un Ford en el Circuito de Estoril, que acogió el primer tramo del Rallye de Portugal de aquella temporada.

En la prueba lusa abandonó, pero se ganó un puesto para correr en el WRC con Ford para la siguiente campaña, paso previo a firmar su primer contrato profesional con Toyota en 1989. En la primera temporada con la marca japonesa, Sainz logró tres podios, una pista de sus intenciones de cara a 1990.

El piloto madrileño se hizo con su primera victoria en el WRC en el durísimo Rallye Acrópolis de Grecia y logró tres triunfos más para proclamarse por primera vez Campeón del Mundo en 1990. Más allá de ser el mejor piloto del mundo, una de las cosas por las que más se recuerda a Sainz fue porque se convirtió en el primer piloto no escandinavo en ganar el Rallye 1000 Lagos de Finlandia. Además, lo consiguió con una fractura en un tobillo testimonio de su valentía, habilidad y compromiso.

En 1991 sumó cinco victorias más con el Celica, pero se le escapó el título. Sin embargo, volvería a proclamarse campeón del WRC un año más tarde con el nuevo Celica Turbo 4WD, con el que logró cuatro victorias.

Se fue de Toyota en 1993 e iniciado unos años de cambios corriendo para equipos como el Jolly Club de Lancia, Subaru y Ford antes de regresar al Toyota Team Europe para competir con el nuevo Corolla WRC. Consiguió algunas victorias y estuvo cerca del título con el Impresa, pero el español siempre fue más feliz corriendo con los Toyota. Pero la suerte le fue esquiva en 1998, cuando un problema del motor de su Corolla le dejó a escasos metros de alzarse con su tercer título mundial en el definitivo y decisivo último tramo del Rallye de Gran Bretaña.

Cuando Toyota dejó su programa en el WRC a finales de 1999, Sainz regresó a Ford y ganó dos rallyes con un Focus RS WRC. Después de esa etapa con el equipo de Malcolm Wilson, el piloto madrileño fichó por Citroën, marca con la que sumó dos victorias más a su palmarés, siendo la que logró en Argentina en 2004 la 26 de su trayectoria, lo que le convirtió en el piloto con más triunfos en el WRC en ese momento.

Si el conocimiento es poder, entonces “El Matador” debió finalizar su carrera en el Campeonato del Mundo con más de dos títulos. El español era un trabajador incansable para disponer de la puesta a punto perfecta y de los mejores neumáticos posibles para sus coches.

Sainz’s career spanned 196 rallies and 18 seasons but few will forget his first WRC stage in 1987. Aged 24, he nosed his Ford into Estoril, the opening stage of Rally Portugal - and won it!

He retired from the event and departed Ford at the end of the following season, bound for Toyota and his first professional contract. Sainz ended his first year there with three podiums - a hint of what was to follow in 1990.

His maiden WRC win came in Greece and he backed that up with three more and his first world title. Beyond being the best in the world, one of Sainz’s personal highlights came that year when he became the first non-Scandinavian to win the 1000 Lakes Rally in Finland. That he did so with a broken ankle was testament to his bravery, skill and commitment.

Five more wins in the Celica followed in 1991, but the title eluded him. However, it would be his once more the following season when he collected four victories in the new shape Celica Turbo 4WD.

He departed Toyota and drove for the Jolly Club Lancia team and Subaru before returning to pilot TTE’s all-new Corolla WRC. He enjoyed wins and came close to a title with the Impreza, but he was always happiest in a Toyota.
He came heartbreakingly close to the 1998 title in Britain, only for his Corolla’s engine to fail at the end of the last stage.

When Toyota quit at the end of 1999, Sainz returned to Ford and won twice in a Focus. After that, it was Citroen for another brace of victories and his success in Argentina in 2004 was his 26th win, making him the most successful driver of all at the time.

If knowledge is power, then ‘El Matador’s’ reign should dwarf the two titles he left the sport with. The Spaniard’s thirst for the right set-up or the perfect tyre compound was unquenchable and set him apart from his contemporaries.

WRC+

Rallye Monte-Carlo

Social media